Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía desactiva una bomba lapa colocada en el coche de un agente en Bilbao

Ha recorrido varios kilómetros con el explosivo adosado a su vehículo y sólo ha sido detectado al llegar a la Jefatura de Policía.- Rubalcaba asegura que el intento de atentado "no es una sorpresa"

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desactivado este martes una bomba lapa en el coche particular de un agente cuando ha entrado con su vehículo en la Jefatura Superior de Policía en Bilbao. El artefacto estaba formado por medio kilo de pentrita, un cordón detonante de un metro y un iniciador, además de un péndulo. Según fuentes de la lucha antiterrorista, el policía ha recorrido 10 kilómetros con la bomba en su coche, desde su casa en el barrio de Zorroza hasta llegar a la Jefatura en Basauri, donde ha sido detectada cuando el agente ha llevado el vehículo al taller.

El agente contra el que iba dirigido el atentado tiene cerca de 60 años, se encontraba en situación de 'segunda actividad' y fue destinado, entre otros sitios, a El Salvador como integrante de la misión española para formar agentes en el país americano. La presencia del artefacto llevó a acordonar la zona en torno a la comisaría y, durante un tiempo, permaneció cortada al tráfico la carretera BI-625. A las siete y cuarto de la tarde, la circulación se encontraba ya normalizada en este punto, tras levantarse el cordón policial.

Este es el primer atentado de la banda terrorista ETA en la provincia desde que se desactivó el comando Vizcaya, el pasado mes de julio. La última bomba lapa que colocó ETA fue el 9 de octubre del año pasado en Bilbao . En el atentado, el primero de este tipo en cuatro años, resultó herido el escolta Gabriel Giner. El artefacto estaba adosado a los bajos del coche, a la altura del asiento trasero, en el puesto que ocupaba habitualmente en sus desplazamientos el concejal del PSE en Galdácano Juan Carlos Domingo, que en el momento del atentado se encontraba de vacaciones en Valencia.

"ETA conserva plenamente su voluntad criminal"

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho que la bomba colocada en el coche de un policía que trabaja en Bilbao confirma que ETA "conserva plenamente su voluntad criminal" y a la luz de los primeros datos ha considerado "evidente" que los terroristas "llevaban las peores intenciones".

De hecho, ha destacado que lo ocurrido "no es una sorpresa" porque tras el desmantelamiento del comando Vizcaya él mismo había advertido de que ETA siempre responde igual a la detención de comandos, intentando matar con un "juego terrible de violencia, de violencia y represión", según sus palabras.