Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tailandia en bicicleta

Tailandia en bicicleta
La buena vida del tren se ha acabado. He vuelto en avión desde Singapur a Phuket (Tailandia), para empezar otro tipo de viaje. Quiero cruzar Tailandia de costa a costa en bicicleta. Me gusta viajar en bici porque significa ser parte del paisaje. Si viajas en bicicleta puedes oler el país, sentir la temperatura, pararte donde quieras a hablar con la gente. Eres parte del entorno, si llueve, te mojas; si hace calor, sudas. Además, a la población local le parece siempre tan exótico que visites su tierra en bici que te acogen de otra manera mucho más receptiva, más franca. He empezado a pedalear esta mañana en el aeropuerto de Pukhet. Las bicis y el resto del equipo, en vez de cargarlos desde España las hemos alquilado en Tailandia, en Siam Bike Tours, que se han encargado de traernos hasta aquí lo necesario: bicis de carretera, alforjas, cascos, herramientas? Hoy, primera jornada, he hecho unos 86 kilómetros hasta Khao Lak, una población costera en el mar de Andamán. Todo el trayecto discurre por carreteras asfaltadas, pero todas tiene un buen arcén, no hay demasiado tráfico, la gente conduce más despacio que en Europa y el parque automovilístico tailandés es bastante moderno y no pasas el día tragando malos humos de camiones desvencijados, como sí ocurre por ejemplo en Vietnam. Eso, sí, se conduce por la izquierda, a la inglesa, y los primeros kilómetros no ganas para sustos cada vez que tienes que tomar un desvío o te incorporas de nuevo a la vía. Lo dicho, de momento, una delicia pedalear por Tailandia. Y cuando acabas el día, buscas una sala de masajes (las hay en cada esquina del país, como en España los bares) y pides un foot massage, un masaje de pies y piernas. Por 250 bath, unos 3 euros, se tiran una hora entera contigo. Y te quedas como nuevo.

Comentarios

Siempre me ha seducido lo de la bicicleta, pero como siempre hago referencias a mi experiencia (Me estoy poniendo un poco "pedorro"). En Puerto Viejo (Costa Rica) cogí (no soy argentino o sea que significa lo que significa) una bicicleta para ir a la Playa Manzanillo. Terrible sufrimiento.Tu experiencia me parece loable. Yo cogería una........................MOTOCICLETA. En Pucket, precisamente, la alquilé -con conductor- y yo iba "de paquete".Lamentable.Un abrazo, amigo.
Tengo dudas de que te haya llegado mi comentario anterior. Por si acaso, te lo repito en mayúsculas:ME CORROE LA ENVIDIA. Y DE LA MALA. ESPECIALMENTE, LOS MASAJES, QUE DEBEN SER ALGO MEMORABLE.
Me corroe la envidia. Y de la mala, eh?. Los masajes, especialmente, deben ser algo único.
Hola Paco, estoy encantada con tu blog y muy ilusionada con el nuevo viaje que has emprendido en bicicleta. Animo!!
Hola Paco, soy Marta de nuevo, Marta Donada. No sé si sabes quien soy, te daré una pista: Rocío Calderón me manda muchos besos para ti. Me leo todos los días tu blog para ver en qué lugar del mundo te encuentras y para tomar nota de futuros viajes que se pueda hacer una. Yo estuve en Pukhet un año ante del tsunami y también en las islas Pi-Pi, que era un viaje que mis padres habían soñado hacer porque lo vieron una vez de jovencitos en un catálogo y dijeron algun día iremos a las islas Pi-Pi y fue ese año, aprovechando un viaje que hacíamos toda la familia a Vietnam. Muchas gracias por tus sabios comentarios de los que, como te digo, voy tomando nota de todos ellos. Un beso, Marta
Qué envidia me das! me encantaría viajar de esa misma manera, aunque aún tengo que aprender a prescindir de algunas cosas en mis viajes. Además, Tailandia es uno de los sitios a los que quiero ir antes de morirme... Gracias por mostraros una manera diferente de viajar.
hola paco, me ha sorprendido ver tu post sobre la bici. yo, despues de mas de un ano viajando desde espana por carreteras en autobuses, trenes y cualquier otra cosa rodante, en malasia decidi comprar una bicicleta de segunda mano con alforjas y ahora viajo con ella por indonesia (muy duro; esto esta a anos luz de tailandia) y asi es como espero llegar hasta las antipodas, en nueva zelanda, quien sabe cuando, tras pasar por papua nueva guinea, islas salomon, vanuatu... que se yo? es una forma de viajar completamente diferente. en dos meses que llevo con ella me ha pasado de todo. me ha aislado algo mas del mundo occidental pero me ha acercado mas a la gente de los lugares por los que paso, aunque al principio se aterran un poco al verme subido quijotescamente sobre mi bici, bastante grande y muy cargada de bartulos. y lo peor es que no se atreven a darme un masaje, jeje.un abrazo (por cierto, tu que tienes manga, a ver si hablas con los de la comunidad, que la pagina no se carga casi nunca con conexiones lentas y ni siquiera me puedo logear.... creo que esta va a ser la tonica en lo que me queda de viaje).viajealasantipodas
Muy chulo tu viaje! Te seguiremos con atención