6.000 firmas en demanda de un instituto para Arganzuela

PSOE y IU acusan al Gobierno regional de "estar ausente" y piden que "escuche" a los ciudadanos

La Asociación de Vecinos Nudo Sur y las Asociaciones de Madres y Padres (AMPAS) de los colegios Miguel Unamuno y Tirso de Molina del distrito madrileño de Arganzuela han entregado esta mañana 6.000 firmas a la Comunidad de Madrid para exigir al Gobierno regional la creación de un centro público de Educación Secundaria en el barrio de Legazpi, donde "no hay ningún centro de estas características", ante el crecimiento de población de los barrios del Nudo Sur.

Un portavoz de la asociación y perteneciente a la AMPA del Colegio Tirso de Molina, Roberto Tornamira, ha explicado que también reclaman la ampliación del colegio de Primaria Tirso de Molina, que acoge "mayor cantidad de alumnos" de lo que debería. Tornamira ha asegurado que estos centros sufren una "masificación absoluta", ya que ocupan el máximo de plazas posibles y aún así se han quedado 25 ó 26 niños fuera este año, "problema que se trasladara en breve tiempo a Secundaria".

La entrega de firmas se ha realizado en la sede del Ejecutivo regional en la Puerta de Sol, donde los vecinos, que reanudarán la recogida de firmas a partir de septiembre, han estado acompañados por la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, la portavoz de IU, Inés Sabanés, y la secretaria de Educación del PSM-PSOE y concejal en el Ayuntamiento de Madrid, Ana de Sande. El representante de la asociación vecinal, que reclama dos centros educativos de "titularidad y gestión pública",ha denunciado que la Junta Municipal de Distrito pretende construir un centro cerca de las vías del tren de la calle Téllez, una ubicación criticada porque ya es parte de otro distrito.

Junto al Museo del Ferrocarril

Los vecinos quieren que el nuevo centro se sitúe en el entorno del Museo del Ferrocarril, donde hay 50.000 metros cuadrados disponibles de Renfe. Aseguran que la Junta Municipal de Distrito alega que no tiene competencias y que no hay suelo público, pero creen que lo que falta es "voluntad política para la colaboración" entre las Administraciones. Tornamira ha criticado que el barrio de Legazpi, que tiene entre 20.000 y 30.000 habitantes, no tenga un centro de Secundaria público, y que la dotación total del distrito de Arganzuela sea la cuarta parte de otros lugares con el mismo volumen de población, como es el caso de los vecinos de Soria, Segovia y Avila juntas.

Maru Menéndez ha considerado la reivindicación de los vecinos "completamente justa", y ha indicado que el Gobierno de Aguirre no puede seguir "dando la espalda a las demandas de la ciudadanía, ya que son muchas la movilizaciones que se están produciendo en el ámbito de la educación". Por su parte, Sabanés ha indicado que el Ejecutivo autonómico "tiene que escuchar a los vecinos. No es posible que se construya un barrio nuevo, miles de pisos, sin tener en cuenta las necesidades educativas y de otras infraestructuras de sus futuros habitantes".

Además, ha indicado que "las reivindicaciones de las familias y vecinos de Arganzuela son más que razonables, pues no es posible que en una zona que está experimentando el crecimiento de Arganzuela no haya una planificación de nuevos equipamientos educativos". Asimismo, la diputada regional ha exigido al Ejecutivo autonómico que "escuche a los vecinos y que planifique, no se limite a construir pisos sin dotar a los barrios de los equipamientos a los que tiene derecho". "Es ahora cuando hay que empezar a construir el Instituto demandado, no dentro de unos años cuando ya sea muy tarde y los niños que hoy están en los colegios de primaria del barrio se vean obligados a trasladarse a otros lugares a estudiar Secundaria", ha sentenciado.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50