Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU propone un Congreso de 400 diputados

Ese medio centenar de escaños nuevos saldrían principalmente de los votos de cada circunscripción que, según el reparto de la ley actual, hasta ahora no daban derecho a diputado

Izquierda Unida (IU) ha propuesto hoy una reforma de la ley electoral que conllevaría aumentar hasta 400 el número de diputados en el Congreso y reducir a uno el mínimo de escaños por provincia, así como crear una "bolsa" o fondo estatal de restos de votos para repartir los cincuenta nuevos asientos en la Cámara baja. El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha dado cuenta de estos "criterios" de reforma en una rueda de prensa en el Congreso y ha anunciado que solicitará una reunión con la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para tratar sobre el cambio de la ley electoral.

En concreto, los 50 nuevos escaños saldrían de la suma nacional de restos, es decir, los votos de cada circunscripción que no dan derecho a escaño; reducir a uno el número mínimo de escaños por circunscripción y repartir el resto en función de la población y aplicar la fórmula Saint Lagüe, utilizada en los países escandinavos, en lugar de la Ley D'Hont.

Saludo "con cautela" al Gobierno

De la Vega aseguró ayer en su comparecencia en la Comisión Constitucional de la Cámara Baja que el Gobierno promoverá una subcomisión en el Congreso para estudiar la reforma de la norma electoral. Llamazares ha saludado "con cautela" este anuncio del Ejecutivo porque "no es la primera vez que se anuncia la reforma del sistema electoral y fracasa en el Parlamento", pero ha remarcado que su formación mantendrá una "actitud activa" en esta materia.

Con las líneas marcadas por Llamazares, IU-ICV pasaría a tener entre 11 y 12 diputados frente a los 2 con los que cuenta actualmene. El parlamentario de IU ha considerado que el "criterio fundamental" del cambio electoral "debe ser recuperar la representatividad del sistema electoral español, que hoy está en grave peligro", y retomar el "principio democrático de una persona, un voto". IU considera que su propuesta no conllevaría una reforma de la Constitución, sino que podría aplicarse sólo con la modificación de la actual ley del régimen electoral.

IU pide "plazos" al Gobierno

Asimismo la formación que lidera Llamazares exigirá "plazos" al Gobierno para este cambio y cree que entre el informe del Consejo de Estado y el procedimiento parlamentario no debería pasar más de un año para la reforma. La formación de izquierdas aclara que con sus propuestas "ninguna formación política, ni estatal ni de ámbito nacionalista, resulta particularmente perjudicada por los cambios planteados, que sólo tienen por objeto adecuar los votos logrados por cada uno a la representación final que obtenga".

Llamazares también se ha pronunciado sobre la intención del Ejecutivo de modificar la Ley de Libertad Religiosa y ha dicho que espera que "suponga una rectificación por parte del Gobierno en relación a su política de laicidad y de relaciones con la Iglesia".