Secuestro de un pesquero español

España envía al embajador de Kenia a resolver el secuestro

El Ejecutivo ha contactado con las autoridades somalíes que han expresado todo su apoyo.- Los piratas esperan la llegada de uno de sus mandos al barco para negociar

El embajador de España en Kenia, Nicolás Martín Cinto, se desplazará "a la mayor brevedad posible" a Mogadiscio para tratar de acelerar la solución del secuestro del atunero Playa de Bakio, secuestrado el domingo en la región, según informó ayer el Ministerio de la Presidencia tras una nueva reunión de la comisión coordinadora creada por el Ejecutivo para seguir el caso.

En un comunicado, este Departamento ha precisado además que el Ministerio de Asuntos Exteriores sigue en contacto con los familiares de los tripulantes del pesquero que, según las informaciones de las que se disponen, se encuentran bien. Uno de los marineros secuestrados pudo comunicarle a su familia que los piratas esperaban ayer la llegada de uno de sus mandos para negociar con las autoridades.

Más información
Piratas en el siglo XXI

Según el Ministerio de la Presidencia, la fragata Méndez Núñez sigue navegando en estos momentos hacia la zona donde se encuentra el pesquero, mientras el Gobierno continúa los contactos diplomáticos para facilitar una solución a la crisis. Concretamente, el Ejecutivo ha contactado con las autoridades del Gobierno federal de transición de Somalia, que "han expresado todo su apoyo a España en la búsqueda de una solución rápida y satisfactoria al secuestro".

Además, la OTAN, al igual que lo hizo el lunes la Unión Europea, ha hecho pública una declaración de condena y de apoyo a los esfuerzos diplomáticos de España para resolver el problema.

"Me han dicho que están bien"

Los tripulantes secuestrados han podido hablar son sus familiares ayer por la mañana. "Me llamó mi hijo a las siete de la mañana", ha declarado Jose María, padre de Mikel Arana. "Están fondeando con el ancla echada frente a la costa de Somalia. Me ha dicho que están bien, que les han robado algunas cosillas como la chupa o las zapatillas, pero que les están tratanto correctamente", ha añadido el padre. El atunero, con 26 ocupantes, 13 de ellos españoles entre vascos y gallegos, fue secuestrado el domingo por la tarde por un grupo de piratas.

Mikel Arana ha contado unos 10 secuestradores, que según él son "militares muy bien preparados, no son los clasicos piratillas, están bien armados y bien organizados". En principio se barajó que los secuestradores podrían ser en torno a cuatro. Sin embargo y de acuerdo a la versión de este tripulante, otros individuos se han ido subiendo al atunero.

Retenidos en el comedor

Según la versión de este tripulante, los piratas les mantienen en el comedor, aunque les dejan ir a los camarotes de vez en cuando. El Gobierno vasco ha transmitido a uno de los familiares que las negociación "está en marcha" y que la fragata Mendez Núñez llegará hoy a la zona. La llamada se produjo a las siete y diez de la mañana cuando los secuestrados han permitido a uno de los arrantzales vascos, Mikel Arana, ponerse en contacto con su padre.

La madre de otro de los pescadores del Playa de Bakioha afirmado que su hijo les trasladó ayer que los 26 tripulantes se encuentran bien y que podrían haber empezado las negociaciones para liberar al barco. En declaraciones a Europa Press, la madre de Jaime Francisco Candamil ha explicado que esta misma mañana su hijo ha llamado a su novia, aunque sólo le han dejado hablar durante un minuto.

En esa conversación, Candamil ha pedido a su familia que estén "tranquilos" porque tanto él como el resto de los tripulantes se encuentran "bien".

Los secuestradores del atunero vasco no son cuatro, sino diezVídeo: ATLAS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS