Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desactivada la prealerta por sequía en Galicia

La reserva hidráulica aumenta cuatro puntos aunque es un 16,61% inferior a la de hace 12 meses.- La Xunta recomienda a mantener el ahorro de agua

Las abundantes lluvias de la última semana han propiciado un aumento de la reserva hidráulica en Galicia, que alcanza el 64,81%, razón por la cual la Confederación Hidrográfica del Norte (CHN) ha desactivado hoy la prealerta por sequía en la región. La Consejería de Medio Ambiente mantiene no obstante las recomendaciones a los ayuntamientos y gestores del agua para que extremen su ahorro como "medida de prevención" y ante las previsiones meteorológicas que pronostican una "primavera seca".

Fuentes de la CHN han informado de la medida, adoptada tras la elaboración de un informe en el que se ha evaluado la situación, y que ha sido notificada esta mañana a los consistorios. En cualquier caso, la Confederación Hidrográfica del Norte asegura que dependen de los ayuntamientos las medidas de restricción que quieran seguir adoptando en previsión de lo que pueda ocurrir en cada uno de ellos.

En este sentido, fuentes de la Medio Ambiente han informado de que han remitido a los ayuntamientos cartas coincidiendo con la declaración de prealerta por sequía en las que se realizan recomendaciones para extremar el ahorro de agua por ejemplo, en el riego de jardines o en el baldeo de calles. Estas recomendaciones se mantienen por parte del departamento autonómico, que continúa con el desarrollo de un plan para la construcción de obras de emergencia relativas al sistema de bombeo del agua de ríos a núcleos de población, a las captaciones y a nuevos depósitos de almacenamiento de agua, que estarán listas antes del próximo otoño.

La situación embalse por embalse

Medio Ambiente subraya que, pese a que 17 de los 41 embalses de la comunidad gallega se encuentran con una ocupación superior al 90% de media y sólo siete están por debajo de la mitad de su capacidad total, los pantanos gallegos aún no presentan los valores habituales para estas fechas del año. Los niveles son un 16,61% inferiores a los registrados hace 12 meses cuando los embalses gallegos estaban al 81,42% de su capacidad. Sin embargo, las reservas de los embalses gallegos mejoraron de forma considerable gracias a las lluvias de los últimos días y se encuentran al 64,81%, cuatro puntos por encima del nivel registrado la semana pasada, cuando estaba al 60,83%.

La situación es aún más favorable en los nueve embalses de abastecimiento, que se sitúan en el 90,2%, cifra ligeramente inferior a los 91 puntos porcentuales registrados hace siete días. Así, según el último informe publicado por la Consejería de Medio Ambiente, las presas que abastecen a las principales ciudades gallegas descendieron ocho décimas en la última semana, aunque siete de ellas continúan por encima del 90%. En concreto, Cecebre (A Coruña), está al 91,3%; Forcadas (Ferrol), al 98,4%; Pontillón de Castro (Pontevedra), al 98,7%; Vilagarcía, al 93,2%; y Baiona, al 99,7%. Los otros dos, Zamáns y Eiras (Vigo), presentan lleno total: están al 100%. Mientras, el pantano que suministra a Ourense está en el 60,3% de su capacidad, y el de Caldas de Reis, al 42,5%. Por cuencas, Miño-Sil registra los valores más altos de la comunidad gallega, con un 69,92% de su capacidad, y la de A Limia los más bajos, un 49,69%, mientras que la reserva hidráulica en la cuenca Galicia-Costa alcanza los 61,28 puntos porcentuales.

En cuanto a la situación en A Coruña, el consejero de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, mantiene esta tarde un encuentro con el alcalde, Javier Losada, en el que analizan una propuesta técnica para incrementar la capacidad de almacenamiento de agua en la ciudad. A esta reunión seguirá próximamente otra en Vigo con el mismo objetivo, aseguran las mismas fuentes.