Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla, a favor de la publicación de las balanzas fiscales de las comunidades

El presidente de la Generalitat asegura que Cataluña es "una comunidad que aporta solidaridad"

El presidente de la Genaralitat de Cataluña, Jósé Montilla, ha asegurado que "Cataluña es una Comunidad que aporta solidaridad, que quiere una financiación más justa y más transparente", en una entrevista realizada esta mañana Cadena SER. Con estas declaraciones, Montilla se refería a la medida anunciada por el Gobierno de difundir la balanza fiscal de cada región.

La medida anunciada por el Gobierno ha despertado cierto recelo en los presidentes de las comunidades autónomas, como el de Extremadura, Fernández Vara. "Seguramente piensan ellos que no puede interesarles que se publique las balanzas fiscales, pero repito que la información no está de más porque también permite luego opinar con más elementos, con más elementos datos objetivos y menos subjetivos", ha asegurado Montilla.

Montilla no ha querido referirse a la posible inclusión de miembros del PSC en el futuro Gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero, asegurando que "interesan más las prioridades políticas, el cumplimiento de compromisos con el electorado que tener ministros en el Gobierno de España".

Entre esas prioridades, Montilla se ha referido al cumplimiento del Estatuto."El estatuto de Cataluña es una ley orgánica. Yo no tengo dudas de que el Gobierno de España cumplirá con el Estatuto", ha asegurado el presidente de la Generalitat.

Trasvases de agua "temporales"

El agua y su abastecimiento se ha convertido en una de las cuestiones que los partidos políticos incluyeron en la agenda electoral. Ante lo que el presidente Montilla ha descrito como "el peor período de sequía en 60 años", ha anunciado que las medidas para combatirla serán "cada vez más severas".

Montilla ha asegurado que la primera gran desaladora empezará a funcionar en abril del año que viene. El objetivo: sacar el agua de donde la haya, pero sin quitársela a nadie. "Nuestra obligación es garantizar el consumo doméstico del agua, sin quitársela a nadie", ha explicado el presidente de la Generalitat.

El presidente ha dibujado el peor escenario posible ante la sequía y ha dicho que, en el caso de que el consumo doméstico sufriera restricciones antes de que comenzara a funcionar la desaladora, sí aceptaría sacar agua del río Segre. "Serían acciones de carácter temporal y estructural porque nuestra apuesta es la desaladora", ha concluido.