Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Adánez: "No me quiero ir del teatro"

La televisiva actriz estrena 'La señorita Julia' en el Teatro Fernán Gómez

María Adánez combina desde hace tiempo el teatro con la popularidad que dan las comedias televisivas de éxito. En tres años ha encadenado tres intensos papeles dramáticos sobre las tablas, una racha que no desea abandonar: "No me quiero ir del teatro, me está dando muchas satisfacciones". Después de Salomé y Las brujas de Salem, la actriz de series como Farmacia de guardia y Aquí no hay quien viva se presenta a partir del viernes en el madrileño Teatro Fernán Gómez con La señorita Julia del dramaturgo sueco August Strindberg, un montaje estrenado en Alicante, donde llevan casi 40 funciones, y en el que vuelve a ponerse a las órdenes del veterano Miguel Narros.

La señorita Julia es un drama que refleja la fuerza de la pasiones humanas y la atemporalidad de la lucha de sexos. Para Adánez el montaje de Narros, con más "agilidad" y "ritmo" que el original, pero respetando el texto, refleja la "violencia psicológica" que se establece muchas veces en las parejas y la "eterna lucha" entre el hombre y la mujer, sin olvidar "la pérdida del honor" de su protagonista, que decide tener relaciones con su criado. "La violencia psicológica es igual de mala que la violencia física", asegura esta actriz, para quien las personas que sufren violencia psicológica pierden su "autoestima" y los "parámetros" para saber qué está bien o qué está mal.

"Este tipo de violencia te anestesia el alma", añade la actriz. La función es "muy bestia" al mostrar la violencia, pero está a favor de interpretar sobre las tablas este tipo de escenas porque "reflejan lo que vivimos". "Me da miedo que nos inmunicemos ante el dolor, y creo que cada vez que muere una mujer se debería mover muchísimo más la sociedad", confiesa. "Tengo la suerte de que me están ofreciendo estos personajes; son mujeres con carácter. Se lo debo todo a Miguel Narros por haberme dado la oportunidad con Salomé", afirma María Adánez. Pero antes de estas tres obras, había trabajado en dos comedias teatrales, El príncipe y la corista y La tienda de la esquina. En su opinión, "nunca se debe desprestigiar la comedia; los grandes actores de comedia luego son grandísimos actores de drama, como se vio, por ejemplo, con Jack Lemon.

Ahora, una mujer de Maitena

"Al hacer drama investigas o desarrollas otra parte del alma, pero el drama y la comedia están muy unidos", añade. No obstante, y a pesar de su interés por el teatro, Adánez no descarta ninguna faceta. "Es un lujo poder alternar los tres palos, cine, teatro y televisión", afirma, al tiempo que recuerda que en verano estrena en Los Ángeles una película dirigida por Donald Petrie -tenía muchas ganas de rodar en inglés- y declara que volverá a la televisión siempre que le guste el proyecto.

"La televisión me ha traído cosas muy buenas. Convivo con la popularidad desde hace muchos años, pues estuve en Farmacia de Guardia; en Pepa y Pepe' y en Aquí no hay quien viva. He aprendido que tienes muchísima popularidad durante un tiempo, luego la gente se olvida y si vuelves a reaparecer fenomenal, y si no, habrá otras series...", explica la actriz. Tras el éxito de Aquí no hay quien viva, Adánez declara: "Estoy orgullosísima de haber participado en ella. Todos los guiones eran peliculitas maravillosas y mantener el nivel tan alto en una serie es una excepción....". A su juicio, el gancho televisivo es, para el teatro, "buenísimo".

"Me da mucha satisfacción que la gente joven venga al teatro por mi popularidad. Es un tándem maravilloso", declara la joven actriz, que empezó en esto de la interpretación por casualidad, a los seis años en una película, pero enseguida supo que era lo suyo, porque fue feliz durante el rodaje, "como pez en el agua". Ahora, ve el teatro en un "gran momento" pero no abandona la pequeña pantalla. De hecho, ya tienen grabado el episodio piloto de una serie que se centrará en el cómic Mujeres alteradas de Maitena, en donde la escritora argentina refleja las peculiaridades del mundo femenino y su especial relación con los hombres, ya sean maridos, novios o amantes, e incluso hijos. "Estamos a la espera de que una cadena de televisión lo acepte", concluye.

Teatro Fernán-Gómez (C.C. Villa). Pza. Colón s/n . Horario: Del 14 de marzo al 13 de abril. Pases: de martes a viernes a las 20.00, sábados a las 18.00 y las 21.00 y domingos a las 19.00. Precio: 20 euros, salvo los martes, día del espectador, 15.