Los ocho guardias civiles que detuvieron a Portu y Sarasola declaran que no hubo torturas

La Ertzaintza disuelve una concentración del Movimiento pro Amnistía ante los Juzgados donostiarras donde han comparecido los agentes

Los ocho guardias civiles que participaron en la detención y custodia de los presuntos etarras Igor Portu y Martín Sarasola han ratificado hoy la versión oficial, según la cual los supuestos terroristas no sufrieron torturas puesto que sus lesiones se produjeron durante sus respectivas detenciones.

Estos ocho agentes han declarado hoy en el Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián, cuyo titular les citó como imputados después de tomar declaración a Portu el pasado 8 de enero en el Hospital Donostia, adonde fue trasladado para ser atendido de las lesiones sufridas como consecuencia de su arresto.

En aquella comparecencia, Portu, que fue detenido el pasado 6 de enero junto a Sarasola en Arrasate (Guipúzcoa), aseguró que no opuso resistencia a su arresto y que fue golpeado por agentes de la Guardia Civil desde que fue capturado hasta que lo llevaron a Lesaka (Navarra) para participar en varios registros. El arrestado ingresó en el Hospital Donostia en la madrugada del día 7 con una costilla rota, numerosas contusiones, derrame pleural y un importante enfisema subcutáneo que iba desde la región cervical hasta la pelvis, además de numerosos hematomas.

Más información

Dos días después, el 9 de enero, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que las heridas que presentaba el presunto miembro de ETA eran consecuencia de las maniobras de "sujeción y retención" a las que fue sometido Portu, quien trató de huir de los agentes de la Guardia Civil.

Tras las declaraciones de los ocho agentes, que se han prolongado durante toda la mañana, el abogado del Grupo Contra la Tortura (TAT) Aiert Larrarte, que ejerce la acusación particular en nombre de Portu, ha explicado a los periodistas que los ocho policías han recordado que las detenciones tuvieron lugar en Arrasate sobre las 11.00 horas del pasado 6 de enero cuando sorprendieron a los supuestos terroristas cuando volvían del monte.

Carga policial

La Ertzaintza ha disuelto, con una carga policial, la concentración convocada por el Movimiento pro Amnistía ante los Juzgados de San Sebastián contra los ocho guardias civiles que arrestaron y custodiaron al presunto miembro de ETA Igor Portu.

La concentración ha comenzado a las 12 del mediodía bajo el lema "Torturatzaileak alde hemendik" (Torturadores fuera de aquí). Los asistentes, alrededor de 50 y entre los que se encontraban el ex concejal de EH Josetxo Ibazeta y la representante de ANV Idoia Ibero, han coreado frases como "Aquí se tortura", y en contra de la Ertzaintza. No se han producido detenciones pero sí se ha registrado un herido, según ha informado la Cadena SER.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción