Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Supremo considera "desproporcionado" suspender las actividades de ANV

El Tribunal Supremo ha señalado en el auto que "el peligro que puede representar la permanencia de ANV en la vida pública no puede anteponerse al que supone impedirle toda actividad"

El Tribunal Supremo ha justificado hoy su decisión de prohibir a ANV concurrir a las elecciones del próximo 9 de marzo diciendo que, en caso de que finalmente esta formación resultara ilegalizada, se habría creado una situación irreversible, ya que los cargos electos permanecerían en sus puestos. Sin embargo, ha considerado "desproporcionado" suspender sus actividades.

La presentación de candidaturas, dice el Alto Tribunal,"determinaría la producción de una situación de hecho irreversible, porque la eventual sentencia estimatoria (su ilegalización) afectaría al partido político como tal, pero no a los candidatos presentados por él que hubieran resultado elegidos, que continuarían en sus cargos hasta que acabase la nueva legislatura".

El TS señala que los "indicios objetivos" de vinculación entre ANV y Batasuna que le han llevado a prohibir la presencia del primer partido en las elecciones no se basan "en conexiones teóricas entre ambas formaciones elaboradas a partir de meras deducciones subjetivas y voluntaristas", sino en documentación intervenida por las Fuerzas de Seguridad del Estado.

En un auto notificado hoy, el Supremo considera, no obstante, desproporcionado suspender ahora las actividades de esta formación, "pues el peligro que puede representar la permanencia en la vida pública durante unos meses de un partido inscrito en el Registro de Partidos Políticos en el año 1977 no puede anteponerse al que supone impedirle toda actividad" mientras se tramita el procedimiento.

En este sentido, el TS recuerda que "los datos más significativos" presentados por la Fiscalía y el Gobierno en sus demandas son "relativamente recientes", ya que se produjeron "en los últimos meses del año de 2007 y en enero de 2008".

"En estas condiciones, si el sistema democrático ha conseguido absorber con éxito durante ese tiempo los efectos perturbadores de un partido" que según los demandantes colabora con ETA-Batasuna, se puede aguardar a que el tribunal se pronuncie en una sentencia definitiva, añade el auto.