Crisis en la sanidad pública

Lamela, desde Baqueira: "Sólo se dimite cuando alguien se equivoca"

PSOE e IU consideran "un escándalo" y "una vergüenza" que el consejero madrileño siga de vacaciones.- Elorriaga: "La Comunidad de Madrid no tiene ninguna responsabilidad política que asumir"

Baquerira Beret / Madrid - 01 feb 2008 - 14:05 UTC

Manuel Lamela, consejero de Sanidad de Madrid cuando llevó a los tribunales el caso Severo Ochoa y actual responsable regional de Transportes, ha vuelto a hablar esta mañana a EL PAÍS desde su retiro en la estación de esquí de Baqueira Beret (Lleida). Y lo ha hecho para decir que los responsables políticos sólo tienen que dimitir cuando las cosas no se hacen bien. Lamela cree que no es su caso, pese a que la justicia ha archivado definitivamente las acusaciones de sedaciones irregulares contra los médicos del Hospital de Leganés y ha ordenado borrar toda referencia a mala praxis.

Más información

"Sólo se dimite cuando alguien se equivoca o cuando hace las cosas erróneamente. Creo que en este caso es exactamente lo contrario", ha dicho Lamela, que se encuentra de "vacaciones familiares" desde el pasado domingo en el Valle de Arán y no en un viaje de negocios o trabajo como se dijo en un principio. Preguntado de nuevo si piensa dejar su cargo, ha respondido: "¿Voy a dimitir? Evidentemente no". Lamela ha hecho estas declaraciones a mediodía. Poco antes, su mujer y sus tres hijos habían salido a esquiar en un día desapacible. "A mí me han dejado recogiendo", ha añadido el consejero de Transportes, que hoy regresa a Madrid.

"Creo que este sábado tengo un acto"

Sobre si ha hablado hoy con Esperanza Aguirre, Lamela ha precisado: "Hablo todos los días varias veces con mi presidenta y lo he hecho durante toda la legislatura. También hablo con todos los miembros del Gobierno". Anoche, periodistas de este periódico y de la Cadena SER contactaron con él, por primera vez desde que se conoció el fallo de la Audiencia Provincial de Madrid. Lamela dijo que esta sentencia era "esperable y que no aporta nada nuevo que no se haya dicho ya antes. Explicó también que mañana sábado responderá a todas las preguntas que se le quieran hacer en un acto que tiene en Madrid. "Les atenderé, como siempre encantado, en Madrid, porque además creo que este sábado tengo un acto", indicó el ex consejero de Sanidad de Madrid.

Sobre las críticas que está recibiendo por estar ausente precisamente cuando se cierra el caso, que costó el puesto al doctor Luis Montes al frente del servicio de Urgencias, Lamela ha dicho que las vacaciones son "sagradas" y que él ya no es responsable de Sanidad. "Es la primera vez en 15 años que puedo disfrutar de vacaciones con mi mujer y mis hijos", añadió. No opina lo mismo la portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés, quien considera "un escándalo" que no haya vuelto a Madrid "con carácter inmediato "para dar explicaciones". Para la portavoz de IU, refugiarse en la excusa de que ya no es responsable de Sanidad es "un nuevo despropósito" y ha destacado que "ni Lamela, ni ningún responsable ha dado la cara de forma clara".

La portavoz del PSOE en la Asamblea, Maru Menéndez, también opina que es una "vergüenza" que "prefiera mantener sus vacaciones de esquí, en vez de suspenderlas y regresar a Madrid para dar la cara ante una crisis que él mismo provocó". Maru Menénendez ha vuelto a reclamar que Lamela "pida disculpas, rectifique y, a continuación, dimita"; que también abandone su cargo el actual consejero de Sanidad, Juan José Güemes; y que Aguirre comparezca en la Asamblea. otro socialista, Alfonso Guerra, se ha acordado del Prestige: "Cuando el Prestige estaban todos esquiando también. Cada vez que patinan, se van a patinar". Desde el Gobierno madrileño, le ha defendido, una vez más, el vicepresidente, Francisco Granados, quien considera que actuaron "de manera escrupulosa" y quien además ha recordado que el doctor Montes "sigue trabajando en el hospital", informa Álvaro Corcuera.

"Tiene derecho a tener vacaciones"

A Granados sigue sorprendiéndole "que haya gente a la que le parezca normal que enfermos terminales mueran sedados en las Urgencias", pues "no es lo habitual". "Lo normal es que sea en una unidad de cuidados paliativos", ha apuntado. "Lamela tiene derecho a tener vacaciones, nada tengo que opinar", ha dicho durante la conversación, en la que se ha remitido varias veces a él con un "pregúntele al señor Lamela". No obstante, que se quiera "hacer política con un tema tan delicado como la salud de los madrileños" le produce "cierta náusea".

El asunto ha llegado a Génova, que ha cerrado filas. El secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, ha dicho que la Comunidad de Madrid no tiene "ninguna responsabilidad política que asumir" en el caso porque "no ha sido parte" en el juicio. Elorriaga tiene, además, "la mejor opinión" de Lamela. Montes fue retirado como jefe del servicio de Urgencias en marzo de 2005 por "una supuesta mala praxis en la administración de fármacos", según anunció el propio Lamela. Su consejería había recibido, y remitido a la Fiscalía, dos denuncias anónimas sobre suministro de sedantes en dosis elevadas a pacientes terminales, remitidas por la Asociación de Víctimas de Negligencias Sanitarias de Madrid y la Asociación El Defensor del Paciente, que se dijo que podría afectar a 400 personas.

El ex consejero de Sanidad Manuel Lamela entra junto a su esposa en el hotel La Pleta de Baqueira, a las once de la noche.
El ex consejero de Sanidad Manuel Lamela entra junto a su esposa en el hotel La Pleta de Baqueira, a las once de la noche.HERMINIA SIRVENT

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50