Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez imputa al delegado de Medio Ambiente por el incendio de Guadalajara de 2005

La magistrada ve indicios para citar también a la ex consejera de este departamento en Castilla-La Mancha

La juez de Sigüenza que instruye el caso del incendio de Guadalajara, en el que murieron 11 personas en julio de 2005, ha imputado a tres políticos, entre quienes se encuentra el delegado de Medio Ambiente, Sergio David González. La magistrada ve también "indicios racionales" para imputar a la ex-consejera del área, Rosario Arévalo, que dimitió tras el suceso.

Según fuentes del despacho de abogados que representa a la mayoría de las víctimas y que ejerce la acusación particular, además del delegado de Medio Ambiente, la juez también imputa por este suceso al director del parque natural del Alto Tajo, Rafael Ruiz, y a José Luis Samper, alcalde de La Riba de Saelices, lugar donde se declaró el incendio.

En la resolución judicial, la juez, que según las mismas fuentes no explica los motivos de esta decisión, imputa también a Joaquín Baumela, que tiene relación con una de las empresas que participaron en la extinción del incendio. Respecto a la ex consejera, la jueza explica en un auto que del comportamiento de Arévalo "se pueden desprender indicios racionales para ser imputada", pero considera que como en el momento de los hechos era una persona aforada, de acuerdo al artículo 17 del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, podría ser competencia del Tribunal Superior de Justicia de la región.

Las mismas fuentes del despacho de abogados han indicado que van a recurrir este último apartado por entender que "si tiene que ser citada" Arévalo que lo haga en Guadalajara y no en Albacete, sede del Tribunal Superior. Para las ocho familias representadas por este despacho, se trata de "una magnífica noticia", pues siempre han pensado en la responsabilidad de los políticos en esta causa y destacaron la labor de la jueza María del Mar Lorenzo, que "está demostrando su independencia y su interés en la búsqueda de la verdad".

Con estas cuatro personas son veinticinco los imputados en este suceso, en el que ardieron casi 13.000 hectáreas de pinar, entre ellos los siete excursionistas que hicieron la barbacoa, seis técnicos de Medio Ambiente, responsables del 112 en Castilla-La Mancha y de empresas participantes en las tareas de extinción.