Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presunto 'cerebro' del 'caso Guateque' sale de la cárcel bajo fianza de 60.000 euros

El juez decreta la libertad bajo fianza para los diez implicados que estaban en prisión.- Los seis funcionarios deberán pagar lo mismo que Victoriano Ceballos y 100.000 euros los cuatro intermediarios

El juez de Madrid Santiago Torres ha dejado este jueves en libertad, con fianzas de entre 60.000 y 100.000 euros, a los diez imputados en el caso Guateque que permanecían en prisión, tal y como ayer le solicitó la Fiscalía. Entre los excarcelados se encuentra el que fuera responsable de la División de Impacto y Análisis Ambiental del Ayuntamiento, Victoriano Ceballos, presunto cabecilla de la trama de corrupción para el pago de licencias. Ceballos ha salido de la cárcel a última hora de la tarde, una vez que su familia ha depositado la fianza en los juzgados. La cuantía más alta es para los cuatro intermediarios, mientras que los seis funcionarios deberán abonar 60.000 euros.

Pasados cinco minutos de las siete, Ceballos ha abandonado la cárcel de Alcalá Meco, donde estaba encarcelado desde noviembre. Junto a él han salido los también implicados Joaquín Fernández de Castro; jefe del departamento de Evaluación Ambiental, y Santiago Castillo, que actuó presuntamento de intermediario. Ceballos ha salido del penal en silencio y con una bolsa de plástico en la cabeza para no ser reconocido. Iba escoltado por su hermano, que iba diciendo en inglés "no comments , no comments ".

Ambos han subido a un todoterreno, donde le esperaban otros miembros de su familia. Por su parte, Fernández de Castro ha señalado que se encontraba "muy bien" y sobre si se consideraba inocentes, ha contestado con un enigmático "ya hablaremos". El abogado de Ceballos, José Luis Prada, ha informado por la mañana de que la familia de Ceballos había reunido los 60.000 euros de fianza y de que el hermano del implicado había hecho efectivo el importe. "Estamos muy contentos. La familia lleva días recaudando el dinero, es una cuantía muy importante para una familia sencilla", ha subrayado Prada.

Dos comparecencias al mes

El abogado de Ceballos ha declarado en la SER que se está instruyendo "una causa larga, con muchos vericuetos". "Estamos muy molestos por estas cuestiones, vamos a aclarar asunto por asunto", ha subrayado, al tiempo que ha querido restar importancia a la trama con las siguientes palabras: "Comparar este asunto con la operación Malaya como han hecho algunos medios de comunicación, es como comparar Manhattan con Chamberí". A los otros cuatro funcionarios del Ayuntamiento de Madrid implicados junto a Ceballos y a Fernández de Castro el juez les ha impuesto la misma fianza.

Son Manuel Sánchez Romanillos (de la Junta de Salamanca), Domingo Sánchez Bote (de Chamartín), Miguel Ángel García Jódar (técnico del Area de Medio Ambiente) y Fernando Ruiz Tejón (de Urbanismo). La fianza exigida a los presuntos intermediarios es la misma que a Santiago Castillo, 100.000 euros. Son Carmelo García Sánchez (funcionario jubilado de la Gerencia de Urbanismo), y los empresarios Julián Rubén López y Eduardo Agustinos, propietarios de Agustinos y Proyectos S.L. Según recoge el auto, el juez también ha impuesto a estos imputados en la supuesta trama de corrupción en el Ayuntamiento madrileño, dedicada a agilizar la concesión de licencias a cambio de dinero, la obligación de comparecer los días 10 y 24 de cada mes en el Juzgado.

En su auto, el juez admite que no riesgo de reiteración delictiva, ni de fuga, ni de que se obstaculice a la justicia, los tres supuestos por los que se decide la prisión provisional. "Tras dos meses de investigaciones, la causa ha alcanzado un estado suficientemente avanzado en el esclarecimiento de los hechos y en el establecimiento de las pruebas, lo que permite que la situación de prisión pueda ser reducida a libertad bajo fianza", señala el documento. Ayer, la Fiscalía Superior de la Comunidad de Madrid solicitó al juez Torres la puesta en libertad de los diez encarcelados bajo las fianzas finalmente impuestas.