Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un marinero muerto y cuatro desaparecidos en un naufragio en A Coruña

Otras tres personas han sido rescatadas.- El 'Cordero' está hundido a 320 metros de profundidad

Un marinero muerto y cuatro desaparecidos es el balance del naufragio esta madrugada del arrastrero Cordero frente a las costas de A Coruña. Por el momento, los helicópteros de Salvamento Marítimo sólo han podido encontrar el cuerpo sin vida de uno de los cinco marineros desaparecidos, el gallego Francisco Alboreda. Los desaparecidos son José Alfonso Sotelo y Alberto Otero, de nacionalidad española, y los indonesios Rudiyanto y Stamet, de los que, por el momento, se desconocen sus apellidos. Otros tres marineros pudieron ser rescatados con vida.

El secretario de Transporte del Ministerio de Fomento, Fernando Palao, ha declarado que el buque había variado su rumbo "hacia el sur", por lo que se piensa que ya había decidido regresar a puerto -probablemente al de A Coruña, aunque tiene su base en Ribeira-, cuando naufragó a 30 millas del cabo Prior sobre las 2.30 de la madrugada. El Cordero está hundido a 320 metros de profundidad, ha añadido Fernando Palao.

En una rueda de prensa en Ribeira, Palao ha asegurado que se desconocen las causas del siniestro, pero ha confirmado que la Comisión de incidentes marítimos ha iniciado "una investigación" con el fin de analizar toda la información.

"Cuerpos flotando"

Uno de los tripulantes de la embarcación Praia Besteiro, que colabora en las labores de rescate, ha narrado a la Cadena SER cómo vieron algunos "cuerpos flotando", pero ya no pudieron hacer nada.

Las malas condiciones en la zona han obligado a reducir el dispositivo de búsqueda y rescate de los desaparecidos ante el riesgo para las tripulaciones, según ha informado el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño. No obstante, el buque Don Inda, de 80 metros de eslora, se mantendrá en la zona por su mayor capacidad para hacer frente a condiciones tan adversas. Salvamento Marítimo ha anunciado también que el dispositivo volverá a contar con todos sus efectivos en cuanto mejoren las condiciones.

Los tres tripulantes rescatados son: Marcos Antonio Ures García, de 29 años, y José Manuel Parada Argibay, de 30, ambos españoles, y el indonesio Hendra Hermawan. Aunque en un principio fuentes sanitarias indicaron que los tres marineros estaban en buen estado, con leves síntomas de hipotermia, Ures, natural de Ponteceso y vecino de Malpica, permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Juan Canalejo debido a la cantidad de agua que ha entrado en sus pulmones. No obstante, su vida no corre peligro. Los otros dos marineros fueron dados de alta tras permanecer en observación.

El presidente de la Xunta ha visitado a los familiares de los tres rescatados. El jefe del Ejecutivo gallego ha expresado la "máxima preocupación" por la suerte de los desaparecidos y ha indicado que en las tareas de búsqueda se emplean "todos los medios disponibles". Dos de los tres marineros rescatados con vida fueron salvados por el pesquero Playa de Esteiro y el otro por la Salvamar Mirfak, ha informado Salvamento Marítimo en un comunicado.

"Accidentes que pasan"

El patrón mayor de Ribeira, Antonio Argibay, ha explicado que el Cordero es "un barco moderno, con avanzada tecnología", y que "reúne todas las condiciones para navegar, pero hay temporal en el mar, y ante el viento y las olas no hay nada que hacer, son accidentes que pasan". El Cordero es un arrastrero de fondo con caladero en el cantábrico noroeste, de 104 toneladas de registro bruto, 265 caballos de potencia y casco de acero de 28 metros de eslora.

Protección Civil ha establecido la alerta naranja en Galicia por la llegada a la comunidad de un nuevo temporal, con vientos que pueden superar los 100 kilómetros por hora en el litoral atlántico y en puntos altos, así como mar de fondo con olas de cinco metros y viento en el mar de fuerza ocho.

Desde que comenzó el año han muerto cuatro marineros en Galicia, dos en Lugo y dos en Pontevedra, mientras faenaban con pequeñas embarcaciones.

Indignación en Ribeira

La localidad coruñesa de Ribeira, puerto base del arrastrero Cordero vive entre resignada e indignada a la espera de noticias. Vecinos de esta localidad han criticado que se saliera a la mar con temporales como el anunciado por MeteoGalicia para esta jornada y han tachado de "ruin" al armador que manda a la mar a los marineros con olas de ocho metros.

Más información