Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los secuestradores somalíes de la cooperante española se desplazan a área montañosa

Un representante del clan de los secuestradores afirma que huyen por temor a que la policía use la fuerza

Un representante del mismo clan al que pertenecen los secuestradores de una médica española y una enfermera argentina en Somalia condenó ayer ese acto e indicó que los captores se han desplazado a una zona montañosa por temor a la policía. "Los secuestradores han ido hacia áreas montañosas porque temen que la policía adopte medidas de fuerza", ha dicho telefónicamente, desde la localidad somalí de Bosaso, Hagi Abdi, representante del consejo de ancianos.

Según el representante del clan, los delincuentes han reclutado más efectivos, a partir de los seis iniciales, porque temen una acción policial. La española Mercedes García y la argentina Pilar Bauza fueron secuestradas el pasado miércoles en Bosaso, en el extremo nordeste de Somalia, donde trabajaban para la sección española de Médicos sin Fronteras (MSF).

Los secuestradores han pedido un rescate de 250.000 dólares, pero las autoridades de la región somalí de Puntlandia, donde se encuentra Bosaso, se muestran contrarias a que sea abonado. Los captores pertenecen en su mayoría al subclan Warsangeli, del clan Harti, un grupo étnico que ha sido acusado por las autoridades dde Putlandia de estar detrás de los secuestros en esta región.

El presidente de Puntlandia, Adde Musse, garantizó que las dos rehenes están "absolutamente bien" en la conversación que mantuvo el viernes por la noche con dos diplomáticos de España y de Argentina presentes en Bosaso. Se trata del embajador de España en Kenia, Nicolás Martín Cinto, y del encargado de negocios de la embajada de Argentina en Nairobi, Fernando Rolandelli.

Martín Cinto declaró ayer telefónicamente desde Bosaso que continúan los trabajos para poder conseguir la libertad de las dos rehenes y ha agregado que no se habían registrado novedades al respecto.