Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Luis Moreno sale del hospital

El empresario permaneció seis días ingresado por la paliza recibida en un atraco en su casa.- La Guardia Civil quiere efectuar una segunda inspección en su domicilio

El artista José Luis Moreno ha sido dado de alta del Hospital Ruber Internacional tras seis días internado por las lesiones que sufría como consecuencia de la paliza que recibió durante un atraco en su casa de Boadilla del Monte (Madrid).

El parte médico del hospital señala que el presentador y humorista sufrió un traumatismo craneoencefálico con fractura de calota craneal en región temporal derecha, fractura conminuta de maxilar izquierdo, fractura de órbita izquierda con desplazamiento de la base de la misma, y múltiples contusiones con hematomas y sufusiones hemorrágicas distribuidas por todo el cuerpo. "La evolución ha sido favorable y no ha precisado intervenciones quirúrgicas", añade el parte.

Moreno ingresó en un primer momento en el Hospital Puerta de Hierro, pero luego fue trasladado a la Clínica Ruber Internacional, donde ha estado hospitalizado en una habitación de planta. En los últimos días, el artista ya se encontraba consciente y con analíticas y constantes normales.

La Guardia Civil busca más pistas

Una vez que Moreno sido dado de alta, la Guardia Civil quiere efectuar una segunda inspección ocular en su domicilio. El lunes pasado, agentes del instituto armado le tomaron una primera y breve declaración. Su estado de salud no permitía nada más y le solicitaron que si en estos días recordaba algo más les avisara.

Unos asaltantes encapuchados y armados con pistolas entraron el 20 de diciembre en la casa del empresario teatral y le amenazaron y agredieron para exigirle dinero y joyas. Moreno recibió un fuerte golpe en la cabeza por parte de los asaltantes, que consiguieron llevarse de la casa dinero en metálico y joyas, cuya cuantía aún no ha sido contabilizada, según fuentes de la investigación.

En el momento del asalto también estaban en la vivienda los empleados del empresario y varios familiares, pero ninguno de ellos resultó herido.