Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos un matrimonio chino y su compinche por extorsionar a compatriotas

Les obligaron a realizar pagos de hasta 50.000 euros

El matrimonio chino formado por Yuxiang Z., de 52 años, y su mujer, Xiumei X., de 47, ha sido detenido por extorsionar a dos compatriotas a los que obligaban a realizar pagos de hasta 50.000 euros, después de utilizar armas blancas y de fuego para amenazar de muerte a ellos y a sus familiares. También ha sido ha sido arrestado, Wenming F., de 39 años por presunta colaboración con el matrimonio en las extorsiones y amenazas.

Las investigaciones comenzaron a principios de octubre. Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado, el matrimonio sospechoso presionó a sus víctimas tanto a través del teléfono como mediante citas, en las que les amenazaban con armas blancas, e incluso, esgrimiendo un arma de fuego.

Otra operación

Ante la negativa del pago, en una de las citas trataron de introducirles contra su voluntad en un vehículo, propósito que no lograron gracias a la intervención de una patrulla uniformada que se encontraba en el lugar. Los autores huyeron en esa ocasión en un vehículo Mercedes de gran cilindrada.

La identificación de este vehículo permitió a los agentes de la Policía Nacional detener a la pareja y comprobar que Yuxiang.Z. ya contaba con antecedentes por extorsión, lesiones, daños y detención ilegal. También ha sido ha sido arrestado, Wenming F., de 39 años por presunta colaboración con el matrimonio en las extorsiones y amenazas.

La policía trata ahora de localizar otras posibles víctimas del matrimonio que no hayan querido denunciar los hechos por temor a las represalias. Por otra parte, la misma brigada ha detenido simultáneamente a ocho personas, acusadas de falsedad documental, que trabajaban en empresas de Arganda del Rey y Coslada. De los arrestados, siete son de nacionalidad paraguaya y uno boliviano y todos contaban con tarjetas de identidad portuguesas falsas, así como certificados de Número de Identidad de Extranjero (NIE) falsos, para darse de alta en la Seguridad Social.