Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La baronesa Thyssen: "No me lo creo"

Gallardón presenta el nuevo proyecto del eje Prado-Recoletos, que no tala ningún árbol y que además supone la plantación de 2.273 más.- El alcalde promete reducir el tráfico en un 37%

"Tengo que ver el plan, lo voy a estudiar milímetro a milímetro. Mis arquitectos lo están analizando, pero yo no me lo creo". Así de tajante se ha mostrado desde Marbella la baronesa Thyssen-Bornemisza al conocer el nuevo proyecto del eje Prado-Recoletos, rediseñado por el arquitecto portugués Álvaro Siza. El alcalde lo ha presentado esta mañana y su principal novedad es que no sólo no supone la tala de ningún árbol, sino que además se plantan muchos más. Hasta 2.273, según ha anunciado Alberto Ruiz-Gallardón. En la actualidad, discurren cinco carriles por el lado del museo de Carmen Cervera -cuatro para el tráfico privado y uno para autobuses- y cuatro por el Prado -tres más autobús-, los primeros se mantendrán y los segundos se eliminan para dejar un sólo carril para un autobus ecológio. El Thyssen no ve reducido el tráfico que pasa por su puerta, pero duplica su acera. Otra novedad es la instalación de un carril-bici.

Así, el futuro eje Prado-Recoletos, que no se sabe cuándo costará ni tampoco cuándo estará terminado, tendrá cinco carriles del lado del museo Thyssen-Bornemisza, dos de subida, una mediana, dos de bajada y un carril bus reservado al transporte público. Los carriles más próximos al Botánico y al Prado, se hacen peatonales, de manera que junto al Prado sólo discurrirá un carril bus ecológico y se recreará ante él la gran explanada que en tiempos se llamó El Salón del Prado. También se peatonalizarán los carriles centrales entre las plazas de Neptuno y Cibeles y se creará un carril bici desde la plaza de Carlos V hasta Cibeles. Respecto al proyecto original, presentado en 2005, se mantienen los carriles del Thyssen pero, en lugar se eliminar todos los del Prado, se dejará uno para el bus ecológico.

El Ayuntamiento subraya que el número de carriles no aumenta ante el Thyssen, al tiempo que el museo "obtiene ventajas" como la ampliación de aceras -que serán el doble de la actual, mientras que el proyecto anterior las iba a triplicar-, "conectividad peatonal a través de un nuevo paso y un importante espacio para los viandantes donde antes había coches. El Consistorio prevé que se reduzca el tráfico en el zona en un 37%, un volumen de vehículos que se reconducirá por la M-30 y por O'Donnell. La Comunidad de Madrid, a través de su consejero de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela, ha expresado ya su preocupación ante el impacto de movilidad que provocará la reforma, sobre todo porque no propone "ninguna vía alternativa".

"El mismo, pero mejor resuelto"

También se peatonaliza la cuesta de Moyano, se crean plazas (donde estaba la antigua subestación eléctrica y ante el Caixa Fórum); se amplían bulevares mediante la sustitución del aparcamiento en superficie por subterráneo, se suprimen gasolineras, se crean nuevas áreas de preferencia residencial, como en los Jerónimos, y se vuelve a instalar en la Glorieta de Carlos V la fuente de la Alcachofa, que actualmente se encuentra en el Retiro. El proyecto supondrá además una unificación del mobiliario urbano y se duplican las aceras.

Así, según los cálculos del consistorio la nueva propuesta "devuelve a los madrileños un 61% de superficie peatonal y verde al pasar de 253.000 metros cuadrados a 408.000; incrementa un 49% la vegetación arbórea; potencia el transporte público y embellece un entorno histórico". De momento, no se ha informado de plazos ni presupuesto, ya que la Comunidad de Madrid tiene que evaluar el proyecto desde el punto de vista ambiental y abrirse el pertinente plazo de alegaciones.

El alcalde ha subrayado que el nuevo plan para remodelar el Eje Prado-Recoletos "cumple a rajatabla" su compromiso electoral de respetar el arbolado, ya que no elimina ningún ejemplar. Según Gallardón, el proyecto es "el mismo que el anterior, pero mejor resuelto". Y lo es porque mantiene el mandato del Plan General de 1997, que fijó la recuperación ambiental del eje y de sus señas originales, aumentando la presencia del peatón; respeta el resultado del concurso internacional de ideas de 2002 fallado por unanimidad y con el consenso de los partidos, que proponía recuperar el Salón del Prado y canalizar el tráfico por la antigua calle Trajineros, "solución original de hondo contenido histórico y artístico", y conserva el grueso de las propuestas del plan aprobado en 2005, "un trabajo de gran calidad realizado por un equipo del máximo prestigio", en referencia al estudio de Siza.

Ecologistas en Acción presentá alegaciones

Ecologistas en Acción ha anunciado hoy que presentará alegaciones al nuevo proyecto de reforma. Para la ONG, el plan es reconocimiento explícito de que quienes se opusieron a la tala de casi 700 ejemplares tenían "razón". El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, ha pedido al alcalde que se siente con la oposición para planificar la ciudad porque "creemos que es necesario el consenso" en un proyecto tan importante como el del eje Prado-Recoletos.

Más información