Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes acepta la oferta de Zapatero de seguir en el Ejecutivo

El vicepresidente continuará por lo menos hasta 2010 si el PSOE gana las elecciones

El ministro de Economía y Hacienda y vicepresidente segundo, Pedro Solbes, informó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que seguirá en el gabinete caso de que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) obtenga la victoria en las elecciones generales del próximo mes de marzo, según fuentes consultadas por EL PAÍS. El ministro dio su sí al presidente en una reunión que ambos mantuvieron el pasado viernes, día 16 de noviembre, al término de la reunión del consejo de ministros.

El ministro de Economía solicitó a Rodríguez Zapatero un tiempo para definirse ante una doble propuesta: la de continuar al frente de la cartera económica en las mismas condiciones, esto es, uniendo el cargo de ministro al de vicepresidente segundo, por un lado, y la de ir en las listas del PSOE.

Fue el propio Solbes quien, en declaraciones al periodista Juan Ramón Lucas, en la edición del pasado 17 de octubre de Radio Nacional de España, explicó que había hablado de ello más de una vez con Zapatero a quien le gustaría que se lo pensase, pero que aún no había tomado la decisión.

El ministro añadió que con 65 años adoptar compromisos para cuatro años requiere alguna reflexión adicional. "Hay que pensárselo. Entre los más amigos, opinan que viviría más tranquilo fuera de este tipo de responsabilidades y los menos amigos o los que piensan más en términos generales, creen que debería hacer un esfuerzo adicional. Ambas tesis son válidas, ya veremos", explicó.

Al hacer pública esta reflexión conjunta entre él y Rodríguez Zapatero algunos colaboradores del ministro interpretaron que el presidente había aceptado la metodología propuesta por Solbes. Esto es: que el ministro quería tiempo para hacer una reflexión sin ser presionado. La propuesta de Rodríguez Zapatero reflejaba la estima por uno de los hombres de mayor peso dentro del Gobierno y el respaldo a su gestión en momentos en los que un grupo de nuevos ministros comenzaban a presionar por un mayor gasto social de cara a las elecciones generales.

Una semana después de anunciar que se lo estaba pensando, Solbes afrontó en el Parlamento el debate del presupuesto para 2008. Tras un duro debate con el líder del partido Popular, Mariano Rajoy, Solbes recibió en el receso una noticia muy dura: había fallecido Manuel, su hermano menor, tras una larga enfermedad. El ministro se puso en contacto con su familia, acudió al tanatorio, y regresó al Parlamento para estar presente hasta finalizar el debate presupuestario.

"Si se puede sacar alguna conclusión es que la tristeza que le invadió por la muerte de su hermano menor no sólo no debilitó sus convicciones sino que se le vio en los días y semanas siguientes con más ganas de afrontar nuevos retos", dijo una fuente parlamentaria.

Otras fuentes señalan que Solbes protagonizó, en 1995 y 1996, el despegue de la economía española y promovió una política de estabilidad presupuestaria, tras un período de recesión. Con el Gobierno de Rodríguez Zapatero, Solbes pudo reanudar -después de ocho años de una política económica exitosa bajo el Gobierno de José María Aznar- su gestión, obteniendo en esta legislatura tasas de crecimiento espectaculares para un país de la Unión Europea.

"Ahora que él mismo está vaticinando una desaceleración económica quiere estar al frente del barco. Nadie está mejor preparado que él para una etapa más compleja. Su experiencia de 1993-96, aunque nadie prevé ahora una desaceleración profunda de la economía, fue decisiva", dijo una fuente empresarial.

Solbes explicó al presidente que está dispuesto a seguir en un Gobierno socialista al menos hasta la mitad de la legislatura, esto es, por 2010, fecha en que estará por cumplir 68 años. En lo que se refiere a ser candidato a diputado en las listas socialistas, el ministro-vicepresidente todavía no ha dado su respuesta. Ya lo fue en el periodo 1993-1996. Y ahora se lo sigue pensando.