Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sordos ya pueden mandar un mensaje al 112 en caso de urgencia

Hasta ahora lo hacían por fax

El avisar de los problemas médicos por fax o el tener que avisar a un vecino para telefonear a la policía dejará de ser una práctica habitual para los 160.000 sordos de la región. El teléfono de emergencias 112 dispone desde hoy de un novedoso sistema, único en España, para que puedan alertar de sus urgencias a través de un mensaje corto de teléfono móvil. El único requisito es que se den de alta a través de un formulario para que los operadores puedan atenderles por SMS.

Hasta la fecha, los métodos para avisar de una urgencia sanitaria o policial por parte de los mudos y sordomudos de la región era un auténtico problema. En el caso de la sanidad, podían mandar un fax al centro de emergencias sanitarias. Más difícil resultaba alertar a las fuerzas de seguridad.

Siempre se tenía que recurrir a algún vecino o familiar cercano para requerir el auxilio de la policía o la Guardia Civil. "Era una barrera total y absoluta. En algunos casos se llegó demasiado tarde, por las situaciones tan complejas que se daban. Hemos reivindicado los cambios desde hacía mucho tiempo", ha comentado Rosa Marta González, presidenta de la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Madrid, que engloba a 13 colectivos.

Las personas sordomudas lo tendrán a partir de ahora algo más fácil. Deberán darse de alta a través de un formulario en el servicio. Este impreso lo pueden recoger en su asociación o en el propio centro, en Pozuelo de Alarcón. Una vez que están dados de alta en el 112, el sistema informático reconocerá que el comunicante es una persona sorda. Para comunicar una emergencia, deberán hacer una llamada al 112. A partir de ahí, recibirán mensajes de texto que deben responder también por mensajes cortos.

El operador les irá pidiendo información sobre lo ocurrido. El primer mensaje le dice que están en contacto con el centro de emergencias. A partir de ahí, informarán si se trata de un incendio, un problema policial o de una enfermedad. Otro mensaje del 112 le pedirá la información exacta del lugar. La persona que reciba la llamada también sabrá dónde se encuentra gracias a los repetidores por el que transmite el teléfono móvil. Esta señal le ubicará en un mapa que se despliega en la pantalla del ordenador del operador de la sala del 112.

Uno de los últimos mensajes que recibirá el peticionario de ayuda será que los recursos necesarios (policía, sanitarios, bomberos,...) han sido alertados y están de camino. "Hemos establecido un sistema de mensajes cortos para que se garantice la entrega cuanto antes y no se demore el envío de las personas necesarias para solucionar el problema que surjan", ha comentado el director del proyecto, José María Rodríguez. El proyecto fue presentado por el anterior consejero de Interior, Alfredo Prada, el pasado mes de mayo. Durante este tiempo ha estado en pruebas y ha sufrido pequeños ajustes, según fuentes del 112.

"Hemos creado una aplicación nueva en el software [programa informático] de forma que se pueda ampliar el servicio a todo el mundo", ha añadido Rodríguez."El diseño ha sido muy bueno y durante las pruebas el resultado ha sido muy positivo", ha agregado Rosa Marta González. Una ventaja del sistema es que vale cualquier teléfono móvil y es que también resulta independiente el operador con el que se tenga contratado el servicio. El actual consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, ha destacado que esta iniciativa "se aporta un granito de arena para que las personas con discapacidad mejoren su calidad de vida".