Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Centenares de personas queman fotos de los Reyes en la plaza del Ayuntamiento de Girona

Juan Carlos I se encontraba en la ciudad catalana para presidir un acto con unos mil empresarios catalanes

Varios centenares de personas se han congregado esta tarde frente al Ayuntamiento de Girona para protestar por la presencia del Rey Juan Carlos I en la capital gerundense. Los manifestantes no pudieron llegar hasta el Pabellón de Fontajau, donde el monarca presidía un acto con varios empresarios catalanes, porque los Mossos d'Esquadra les cortaron el camino a unos centenares de metros del edificio.

Los manifestantes han leído un manifiesto y gritado consignas independentistas, tras lo que han quemado varias fotografías del Monarca. La manifestación, que estaba convocada por los grupos de la izquierda independentista a las 20.00, ha reunido a varios centenares de personas que han gritado consignas como "los catalanes no tienen rey" o "fuera el Borbón de Girona".

Los manifestantes han leído un manifiesto en el que han asegurado que "la Monarquía es ilegítima porque la restauró un dictador", y han mantenido que "la monarquía es símbolo pero también parte activa del ahogo nacional de los catalanes".También han criticado que "un personaje que no tiene ningún vínculo con el mundo académico, con la ciudad, con el país ni con nosotros" inaugure el Parque científico y tecnológico de la ciudad.

Al acabar la lectura, han vertido un líquido inflamable y han quemado cuatro fotografías, tres del Rey y una de los dos monarcas. Posteriormente, la manifestación, encabezada por dos pancartas contra los Borbones, ha cortado varias calles céntricas de Girona hasta uno de los puentes que da acceso al Pabellón de Fontajau, donde el Don Rey Juan Carlos I preside un acto con unos mil empresarios gerundenses.

Al llegar a la altura de Palacio de Congresos, a unos centenares de metros del pabellón, varias dotaciones de la brigada móvil de los Mossos d'Esquadra han impedido el paso de los manifestantes, que han tirado algunos huevos, han gritado consignas contra la policía y han cantado el himno catalán.

Sobre las 21.00, han desistido de atravesar el dispositivo policial y han emprendido camino hacia otro de los puentes que dan acceso al lugar donde se celebra la cena empresarial, que también está protegido por los agentes antidisturbios de la policía autonómica.