Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los grupos culpan al PP de bloquear la renovación del Poder Judicial

Reunión de todos los grupos a instancias de los socialistas.- Los grupos invitan a Zaplana a reunirse la próxima semana

Todos los grupos parlamentarios se pusieron hoy de acuerdo para exigir al PP que desbloquee la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) accediendo a negociar su nueva composición bajo los criterios de respeto a la pluralidad política y la renuncia a disponer de una minoría de bloqueo.

A instancias del grupo socialista, los portavoces de CiU, PNV, ERC, IU-ICV y grupo Mixto se han reunido en el Congreso para analizar la parálisis en la renovación del órgano de gobierno de jueces y magistrados, pendiente desde noviembre pasado tras no haber fructificado las conversaciones mantenidas entre PSOE y el PP.

Todos han responsabilizado al grupo popular del bloqueo de la situación, y por ello han invitado conjuntamente a su portavoz, Eduardo Zaplana, a sentarse con ellos la semana próxima para tratar de buscar una salida que permita cumplir el mandato constitucional que obligaba a renovar el CGPJ hace ya casi un año.

Situación "insostenible"

El socialista Diego López Garrido hizo notar que los reunidos coinciden en que la situación es "insostenible" y no puede dilatarse por más tiempo, y que los criterios para la renovación deben ser el respeto al pluralismo profesional y político y la renuncia de los dos partidos mayoritarios a tener mayorías o minorías de bloqueo.

En el Consejo actual, según su diagnóstico, se proyectan las mayorías parlamentarias y además está sometido a una "utilización política" por parte del PP, partido al que ha acusado de resistirse a la renovación porque "utiliza" este órgano "para fines partidistas".

Ha asegurado que por este motivo el actual CGPJ no se ocupa de los problemas de los ciudadanos mejorando el funcionamiento de la Justicia y ha expresado su temor de que el PP siga practicando su estrategia de bloquear todas las instituciones al abordar la próxima renovación parcial del Tribunal Constitucional.

En caso de que el problema siga dilatándose más allá de esta legislatura, López Garrido ha dejado la puerta abierta a una posible reforma legal, aunque ha aclarado que ahora no es momento de plantearse otras iniciativas si no de tratar de hacer "entrar en razón" al PP.

El PP, imprescindible

El concurso del PP es imprescindible para renovar el Consejo, que tiene veinte vocales y un presidente, que además es presidente del Tribunal Supremo.

De sus veinte miembros, doce son elegidos por el Parlamento de entre 26 candidatos propuestos por los jueces (asociados o no) y ocho son elegidos entre juristas de reconocido prestigio.