Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blanco dice en Pamplona que un Gobierno formado por PSN y NaBai hubiera sido "frágil y efímero"

El secretario de Organización del PSOE justifica ante 200 militantes navarros el veto de Ferraz al pacto de con los nacionalistas

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha justificado hoy el rechazo al acuerdo de los socialistas navarros con NaBai e IU afirmando que hubiera dado lugar a un "Gobierno incierto, frágil y quizás efímero", y ha abogado por introducir "dosis de normalidad y serenidad política" en Navarra.

En este sentido se ha pronunciado Blanco ante el Comité Regional del PSN que se celebra hoy en Pamplona a puerta cerrada y con la presencia de sectores críticos con la decisión de la Ejecutiva Federal de rechazar ese acuerdo y favorecer, con la abstención de los parlamentarios del PSN, la investidura del regionalista Miguel Sanz como presidente del Gobierno de Navarra.

En un discurso, en el que ha asumido la crítica, ha resaltado "la talla política, el compromiso con Navarra y la lealtad al Partido Socialista" del secretario general del PSN, Carlos Chivite, y del candidato a la presidencia Fernando Puras, quien dimitió tras conocer la decisión de Ferraz.

Según la información facilitada por el PSOE, Blanco ha asegurado que era "un deber político y una satisfacción personal" participar en este Comité y se ha mostrado convencido de haber elegido "el camino más acertado, teniendo en cuenta las circunstancias". El dirigente socialista ha afirmado que el Gobierno de cambio que necesita Navarra debe generar "confianza y serenidad", contar con un "proyecto claro", ser "estable" y no vivir condicionado por situaciones políticas ajenas.

"No basta con repartirse las consejerías"

"No basta con ponerse de acuerdo en un programa y repartirse las Consejerías", ha añadido Blanco, quien ha subrayado que es preciso que en una coalición de gobierno el Partido Socialista "sea elemento dominante", circunstancia que no se da en este momento en el que el PSN es la tercera fuerza en Navarra, por detrás de NaBai.

Además opinó que formar ahora Gobierno con NaBai e IU "haría que la política navarra estuviera excesivamente condicionada a los avatares de la política vasca". De la coalición formada por Aralar, EA, PNV y Batzarre ha dicho que es "un conglomerado de fuerzas nacionalistas de muy diverso origen y naturaleza, armado para la ocasión para dar utilidad al voto nacionalista y para un posible acceso al Gobierno". No obstante, ha puntualizado que no excluyen la posibilidad de gobernar "en cualquier otro momento" con esa coalición que, apuntó, "tiene tanta legitimidad para formar parte del Gobierno de Navarra como cualquier otro partido votado por los navarros".