La maldición del faraón

Un alemán devuelve una antiguedad egipcia, al creerse preso de la venganza faraónica

Un alemán ha devuelto a Egipto unos supuestos fragmentos de un bajo relieve faraónico para devolver la paz a su recién fallecido suegro quien, según él, murió preso de la maldición de los faraones, tras robar la antigüedad.

Este hombre, que no ha revelado su identidad para evitar sufrir secuelas judiciales, envió los restos a la Embajada de Egipto en Berlín, la semana pasada, tras la muerte del ladrón. Según dijo en una carta, su suegro había sustraído los restos en 2004 de una tumba en el Valle de los Reyes, anunció hoy el servicio egipcio de antigüedades.

El Consejo Superior de las Antigüedades ha explicado que en la nota que acompañaba el paquete, se explica que el culpable del robo, cuyo nombre también se desconoce, murió por la maldición de los faraones, tras su vuelta a Alemania. Comenzó a sufrir fiebres, golpes súbitos de fatiga, parálisis y, finalmente, el cáncer que acabó con su vida la semana pasada.

La persona que hizo el envío asegura que ha devuelto la pieza para que su suegro pueda descansar en paz. El jefe del servicio de antigüedades, Zahi Hawass, ha creado un comité para que investigue la antigüedad y procedencia de las piezas.

Relieve egipcio.
Relieve egipcio.
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción