Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

14.500 subsaharianos viven en Madrid

El Ayuntamiento abrirá otras cuatro oficinas de atención e información al inmigrante

Más de 14.500 inmigrantes subsaharianos procedentes de una veintena de países africanos viven actualmente en la ciudad de Madrid, un 88% más que hace cinco años aunque prácticamente los mismos que hace 20 meses, cuando el Ayuntamiento puso en funcionamiento un programa para su acogida.

Procedentes en su mayoría de traslados desde las Islas Canarias, los subsaharianos representan el 2,6% de los alrededor de 550.000 extranjeros empadronados en la capital, que en conjunto suponen cinco veces más que en el año 1999. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y la delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa, han aportado estos datos durante una visita a la oficina de atención de ese programa. El idioma, la vivienda y el empleo como los principales problemas de este colectivo, según el Consistorio.

El Programa de Acogida Temporal y Atención a Personas de Origen Subsahariano del Ayuntamiento de Madrid ha prestado ayuda desde su entrada en funcionamiento en noviembre de 2005 a 4.131 inmigrantes africanos, de los cuales 306 han sido acogidos en pisos. Sus objetivos son informar y orientar a los subsaharianos recién llegados; prevenir situaciones de desarraigo y marginalidad y proporcionar estabilidad residencial y personal a quienes presentan mayor grado de vulnerabilidad y desprotección.

"Una de las prioridades claras de esta legislatura"

Además de la oficina de atención visitada esta mañana, el programa cuenta con ocho pisos en otros tantos distritos que suman 49 plazas -ocho denominadas de emergencia- en las que la estancia máxima está establecida en tres meses. Los inmigrantes a los que hoy han saludado Ruiz-Gallardón y Dancausa reciben en la oficina de atención información sobre su situación jurídica, acceso a los servicios sociales, acciones de apoyo al empleo y formación y atención psicológica y para la protección de la salud.

Ruiz-Gallardón, que ha situado a la inmigración como "una de las prioridades claras de esta legislatura", ha vuelto a hablar de este fenómeno como "una gran oportunidad pero también un desafío", entre otras cosas porque "existen riesgos de marginación". El alcalde ha avanzado algunas de las iniciativas que se implantarán en los próximos cuatro años, entre ellas "la apertura de otras cuatro oficinas de atención e información al inmigrante, la ampliación del servicio de traducción e interpretación y el aumento de la capacidad del sistema de acogida".

Dancausa ha explicado, por su parte, que el Plan Madrid de Convivencia Social-Intercultural puesto en marcha hace tres años ha atendido a más de 780.000 personas.