Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Calvo: "No es mi problema saber dónde van las prostitutas"

El delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid subraya que lo que le "preocupa" es que esa actividad "vaya a menos"

El delegado del área de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, ha afirmado hoy que no es su "problema saber dónde van" las prostitutas que hasta hace una semana ejercían su profesión en la Casa de Campo de Madrid, cerrada ahora al tráfico. Lo que le preocupa, ha dicho, es que esa actividad "vaya a menos". En respuesta a estas palabras, le PSOE le ha llamado "fanfarrón".

"Todos los medios de comunicación están pendientes de saber dónde se van las prostitutas de la Casa de Campo; no es mi problema saber adónde van, sino seguir controlando que, allí donde se produce, el ejercicio de la prostitución vaya a menos". Con estas palabras ha cerrado Pedro Calvo el curso Movilidad sostenible: ciudadanía y ciudad esta mañana en Aranjuez. Calvo ha contado que las prostitutas se están marchando "a otros municipios" de la Comunidad de Madrid, pero no ha querido precisar hacia cuáles ya que, a su juicio, deben ser otros consistorios quienes "lo confirmen o lo nieguen" y, en su caso, procedan a "aplicar medidas como las que ha puesto en marcha Madrid".

No hay más en Montera

Sobre el aumento de la prostitución en otras zonas de la capital, ha admitido que "se han podido ver algunas prostitutas más, no muchas, en el polígono de Marconi", donde el tráfico por las noches está restringido y limitado a los residentes. No obstante, ha querido puntualizar que la prostitución "no ha ido a más en las calles Montera y Capitán Haya ni en la zona del Planetario", por lo que "no se ha detectado un incremento" que permita afirmar "que la prostitución se está trasladando de la Casa de Campo a estas zonas".

El delegado ha matizado también que el cierre al tráfico de la Casa de Campo se ha decidido para "preservar el medioambiente del pulmón verde más importante de la ciudad", aunque también "porque no parece muy adecuado que el uso intensivo que tenga por la noche sea el de facilitar la prostitución en la vía pública".

La concejala socialista en Madrid Ángeles Álvarez ha tachado a Calvo de "fanfarrón" y ha criticado que la política del Partido Popular sea la de "tapar" la prostitución y no la de intentar acabar con el problema. "Haciendo este tipo de comentarios, Calvo da por supuesta una cosa que no está apoyada por datos ciertos, es decir, que el cierre de la Casa de Campo va a solucionar el problema de la prostitución en Madrid", ha indicado Álvarez, que ha añadido que, aunque su grupo tampoco cuenta con estadísticas, "hay una percepción en la calle de que el traslado se está produciendo internamente, hacia otras zonas de la ciudad, y no hacia otros municipios".