Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La productora asume la culpa por el polémico vídeo de Isabel II

RDF Media admite un "grave error de criterio"

La productora responsable de un documental sobre Isabel II para la BBC ha asumido la culpa por que en el tráiler del programa se diese a entender, debido a errores en el montaje, que la Reina abandonó furiosa una sesión de fotos con Annie Leibovitz.

RDF Media, responsable del documental Un año con la reina, ha asegurado que era "culpable de un grave error de criterio" en el polémico vídeo, que fue mostrado una audiencia privada a un preestreno de los programas que emitirá este otoño. En un correo electrónico al director general de la cadena, Mark Thompson, difundido por la BBC, el director ejecutivo de la productora, David Frank, reconoció que el montaje del vídeo había alterado el hilo cronológico de lo sucedido y lamentó "la vergüenza" ocasionada tanto al ente público como a la soberana.

Disculpas a la BBC

Tras señalar que no se había pretendido engañar a propósito, ha condenado "lo que hicieron los empleados de RDF al manipular la cronología de cualquier grabación, sin importar su objetivo, uso o contexto". En un correo de respuesta, también difundido, el director general de la BBC asegura apreciar las disculpas "sin reserva" del responsable de la productora.

Thompson tiene previsto dar explicaciones de lo sucedido a la Fundación BBC, que supervisa el trabajo de la corporación y representa a los que pagan el canon con el que se financia. Los medios de comunicación británicos han pedido la dimisión del director de la BBC1, Peter Fincham, quien, según la prensa, había sido consciente del error horas antes de que la BBC pidiera excusas públicas.

Sin la corona

El tráiler del documental, que se emitirá el próximo octubre, insinúa que la soberana británica abandonó bruscamente la sesión de fotos cuando la prestigiosa fotógrafa estadounidense le pidió que se quitara la corona. "Creo que quedaría mejor sin la corona porque la capa es demasiado...", le dice Leibovitz a la soberana que, antes de que la fotógrafa pueda pronunciar "extraordinaria", le espeta: "Menos elegante, ¿qué crees que es esto?", mientras señalaba sus vestidos.

A esas escenas le sigue otra de la Reina caminando con su capa de terciopelo azul por un pasillo del Palacio de Buckingham y diciéndole a su dama de compañía: "No pienso cambiar nada. He tenido suficiente con vestir de esta forma, muchas gracias". Aunque el orden secuencial sugiere que la Reina abandona la sesión de fotos tras la discusión, la polémica escena fue filmada cuando Isabel II se dirigía hacia el salón donde se tomaron los retratos.