_
_
_
_

Isabel II sustituye a la joyería real tras 160 años de servicio

Harry Collins ocupará el lugar de Garrard, poco después de que ésta eligiera a Christina Aguilera como nuevo rostro de su campaña publicitaria

Es difícil saber hasta qué punto ha influido la apuesta de los orfebres londinenses Garrard por la estrella del pop Christina Aguilera como nuevo rostro de su campaña publicitaria, en la decisión de la Reina de Inglaterra. Pero lo único cierto es que, después de más de 160 años al servicio de la Familia Real británica, la joyería más antigua del mundo ha perdido su posición de joyeros de la Corona que, a partir de ahora, recaerá en un pequeño negocio familiar del sur de Inglaterra.

La reina Isabel II ha nombrado al joyero Harry Collins encargado de conservar y reemplazar las joyas de la Corona, una labor de la que hasta ahora se ocupaba David V.Thomas, de la casa Garrard.

La decisión responde, según la Casa Real, a que "ha llegado el momento de cambiar". Desde que fue contratado en 1843 por la reina Victoria de Inglaterra, una de las misiones de Garrard ha sido asegurarse de que las joyas de la Corona lucieran resplandecientes para las grandes ocasiones.

En los últimos años, sin embargo, la imagen de Garrard ha ido alejándose de su línea más tradicional, en concreto después de que en 1996 nombrara directora creativa de la prestigiosa casa de joyas a Jade Jagger, hija del líder de los Rolling Stones, Mick Jagger.

El pasado año, Garrard se declaró insolvente y fue adquirida por el multimillonario Ron Burkle a través de su empresa Yucaipa Companies, un traspaso de propiedad al que siguió la apertura de una ostentosa tienda en Beverly Hills, informa la prensa británica.

En otra esfera distinta se encuentra el que será de ahora en adelante el nuevo joyero de la Casa Real británica, Harry Collins, orfebre al frente de un pequeño negocio familiar de joyas emplazado en Tunbridge Wells, en el condado de Kent (sureste de Inglaterra).

Escogido por la Reina después de una recomendación de una amiga de la soberana, Collins se encargará de cuidar de las joyas de la Corona y de la colección personal de joyas de Isabel II a partir del 21 de julio.

Collins deberá viajar al menos una vez a la semana al Palacio de Buckingham para el mantenimiento de la inestimable colección de coronas, tiaras, collares y broches de la Reina.

La reina Isabel II de Inglaterra, en el Parlamento de Westminster.
La reina Isabel II de Inglaterra, en el Parlamento de Westminster.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_