El cadáver de la turista española fallecida en Yemen llegará mañana a Torrejón

El funeral se oficiará el lunes o martes en la localidad alavesa de Amurrio

Saná (Yemen) - 14 jul 2007 - 20:24 UTC

El cadáver de la española María Asunción Vitorica, fallecida en Yemen por las heridas sufridas en el atentado del 2 de julio en este país, será repatriado este domingo a España, acompañado de dos miembros de la familia. Esta misma noche ha llegado a Saná de un avión preparado por el Gobierno español para este fin, y que partirá este domingo de madrugada hacia España en un viaje de unas ocho horas.

Está previsto que sus restos mortales lleguen a primera hora de la tarde del domingo a la base aérea de Torrejón, en Madrid, y, posteriormente, serán trasladados al País Vasco. El funeral se oficiará el lunes o martes en la localidad alavesa de Amurrio, ya que aunque María Asunción Vitorica vivía en Galdakao (Vizcaya), sus padres y parte de su familia residen en Amurrio, localidad con la que la fallecida guardaba "una fuerte vinculación".

Informe médico

"Estamos acelerando los trámites", ha declarado el embajador de España en Yemen, Marcos Vega, quien se ha reunido para este fin con el ministro de Sanidad yemení, Abdelkarim Rafe, y con Ahmed al Ansi, el director del Hospital Al Zaura. En este centro médico permanecía María Asunción Vitorica desde el día del atentado suicida, que costó la vida a otros siete turistas españoles y dos ciudadanos yemeníes, hasta su fallecimiento hacia las 3.00 hora local del sábado.

Allí fue intervenida quirúrgicamente en dos ocasiones antes de que los médicos decidieran -el 7 de julio- no someterla a ninguna intervención más debido a su grave estado, razón por la que fue también la única de los seis españoles heridos en el ataque que no fue repatriada a España.

"Lamentamos mucho su muerte, pero su estado estaba muy, muy complicado desde el primer día (..) necesitaba un milagro para sobrevivir", ha declarado en Saná el director del Hospital Al Zaura, el mejor en este país. Al Ansi recordó que Vitorica "tenía una grave herida en la cabeza" y "estaba inconsciente desde el primer día" en que llegó al hospital, donde permaneció unos doce días en la Unidad de Cuidados Intensivos, conectada de forma permanente a un sistema de respiración asistida.

Asimismo, ha señalado que los médicos yemeníes coordinaban sobre su situación con sus homólogos en España por medio de videoconferencias, y que la decisión de no someterla a más operaciones "fue tomada en coordinación con el equipo médico español" que acudió a Yemen tras el ataque. Al Ansi ha insistido, sin embargo, en que María Asunción "estaba desde hace dos días en una situación de muerte cerebral", ya que "dos exámenes realizados en el hospital (yemení) demostraban que no había actividad alguna en su cerebro".

Una tercera prueba, que le fue practicada el pasado jueves y enviada a España para su estudio, indicaba que había "poca actividad" en el cerebro, según anunció en su momento el director de Relaciones Exteriores del Gobierno vasco, Mikel Burzaco, que está en Yemen para seguir su caso. Esa última prueba la pidieron Burzaco, la embajada y los dos hermanos de María Asunción, que acudían de forma diaria al hospital, para asegurarse sobre su situación.

Estado de las investigaciones

Las autoridades yemeníes acusan a la rama local de Al Qaeda de estar detrás de ese atentado, perpetrado por un suicida que empotró su coche-bomba contra la caravana de los turistas españoles mientras salían del templo histórico Mahram Balquis, en Mareb, a 170 kilómetros al este de Saná. El presidente del país, Ali Abdulá Saleh, ha prometido una recompensa de unos 75.000 dólares a quien ayude a la detención de los terroristas.

Fuentes policiales yemeníes habían informado del arresto de once sospechosos en relación con el ataque, mientras que un ciudadano egipcio, presuntamente "uno de los cabecillas" del grupo que lo planificó, murió el pasado día 5 en un tiroteo con la Policía en Saná. El embajador de España ha asegurado que la investigación "va bien", mientras señalaba que los agentes españoles que participan en la misma no regresarán a España en el avión que repatriará el cadáver.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50