Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego devora 1.090 hectáreas en dos años

El número de incendios se redujo el año pasado casi a la mitad respecto a 2005, según un informe de CC OO

Los 698 incendios forestales registrados en la Comunidad de Madrid los años 2005 y 2006 calcinaron 1.089,88 hectáreas -una hectárea es como un campo de fútbol-, según un estudio elaborado por el sindicato Comisiones Obreras, que subraya la disminución de fuegos (271) y de superficie quemada (264,49 hectáreas) contabilizados el pasado año. En 2005, se declararon 427 incendios y se calcinaron 825,39 hectáreas.

En cuanto a los datos nacionales, el pasado año se registraron 16.355 incendios, un 35,8% menos que en 2005, y la superficie quemada fue de 148.826 hectáreas, una cantidad también inferior a la del año anterior. Responsables del sindicato han mostraso su "moderado optimismo" por la disminución del número de incendios que se registró el pasado año en todo el país respecto a los anteriores y por la tendencia de los primeros cuatro meses de 2007, pero observaron que España sigue siendo el país donde más incendios se producen y donde más hectáreas se queman cada año.

Según el sindicato, de que comenzó el siglo XXI, los incendios forestales han arrasado más de un millón de hectáreas, lo que supone el 4% del territorio español. Para presentar el informe han comparecido el secretario confederal de Medio Ambiente de CC OO, Joaquín Nieto, el coordinador estatal de Agentes Forestales de este sindicato, Francisco Javier Cabezas, y Eva Hernández, del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud.

Nieto ha valorado que se ha mejorado en materia de prevención, que se ha avanzado en normativa, que existe una "mayor y mejor" coordinación, y que se ha mejorado la situación laboral del colectivo laboral vinculado a los incendios, que cifran en unas 300.000 personas.

Pero ha incicido en que, tras haber conseguido esos avances, se debería apostar por cambiar a medio y largo plazo los ecosistemas forestales para evitar grandes extensiones de masas de una única

especie (como el pino o el eucalipto) y por cambiar también muchas prácticas agrícolas y ganaderas.

El responsable de CC OO ha observado en este sentido que Galicia, Castilla y León, Asturias y concentran un alto número de incendios forestales a pesar de que no tener clima mediterráneo y ha achacado esa circunstancia a la intencionalidad de los incendios y a las prácticas agrícolas y ganaderas.