Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desfile del Día de las Fuerzas Armadas estrena aviones no tripulados

Los Reyes presiden la exhibición militar celebrada este año en León

Unas 110.000 personas han presenciado hoy el desfile militar del Día de las Fuerzas Armadas que se ha celebrado este año en León y que ha contado con la participación de más de 1.750 militares, unos 60 vehículos de todo tipo y 45 aeronaves, entre aviones y helicópteros. Los helicópteros Tigre recientemente adquiridos por Defensa, los aviones no tripulados, que se fabrican en España, y los medios motorizados de la Unidad Militar de Emergencias han sido las estrellas de la exhibición militar, presidida por los Reyes y el Príncipe de Asturias.

Los leoneses han podido presenciar, en un día nublado, el desfile militar, que constituye el acto central del Día de las Fuerzas Armadas y que ha transcurrido durante algo más de una hora por la avenida de los Peregrinos. Unos 110.000 leoneses, según han informado fuentes de la organización, han salido a las calles, por donde han sido repartidos más de 12.000 banderines de España, que se agotaron instantes antes de que diera comienzo la parada militar.

Al acto han asistido el presidente en funciones de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Félix Sanz Roldán, y los jefes del Estado Mayor del Ejército (JEME), general Carlos Villar, de la Armada (AJEMA), almirante general Sebastián Zaragoza, y del Ejército del Aire (JEMA), general Francisco José García de la Vega. También han acudido el alcalde en funciones de León, Mario Amilivia, así como otras personalidades de otros ámbitos.

Pasadas las 12.00 comenzaba el desfile con la llegada de los Reyes a la avenida de los Peregrinos, acompañados por el Príncipe de Asturias. Tras recibir los aplausos del público, don Juan Carlos, con uniforme de capitán general de los tres Ejércitos, y doña Sofía, fueron recibidos con honores de ordenanza. Tras el homenaje a los que dieron su vida por España, que incluyó el vuelo de los C-101 de la Patrulla Águila, que dejaron los colores de la enseña nacional en el cielo, comenzó el desfile aéreo. Han sobrevolado los cielos leoneses 45 aeronaves de los tres Ejércitos: aviones de combate F-18, Eurofighter, F-1 y F-5 del Ejército del Aire, Harrier de la Armada y aviones de transporte. Y se ha podido ver por primera vez los tres primeros helicópteros Tigre adquiridos por Defensa y tres aviones no tripulados, material a estrenar por los Ejércitos.

En el desfile terrestre se ha estrenado también material de la Unidad Militar de Emergencias (UME), una unidad de elite creada por el Gobierno para hacer frente a eventuales desastres naturales y que este verano actuará en la campaña contra los incendios forestales. Y se han exhibido carros de combate Leopardo del Regimiento de Infantería Acorazada Alcázar de Toledo; una sección de vehículos de caballería Centauro del Regimiento de Caballería Numancia y una sección de vehículos de combate Pizarro del Regimiento de Infantería Mecanizada Asturias.

Posteriormente han desfilado unidades dependientes del Mando de Artillería de Campaña que tiene su Cuartel General en San Andrés de Rabanedo (León). A continuación, ha pasado una compañía de apoyo logístico compuesta por una sección de transporte de la Agrupación de Apoyo Logístico y otra sección de la Brigada de Sanidad. También han desfilado a pie un Batallón Mixto del Ejército de Tierra con una batería del Regimiento de Artillería de Campaña 63; una compañía del Regimiento de Infantería Aerotransportable Príncipe nº 3; una batería del Regimiento de Artillería de Lanzacohetes de Campaña 62, y una compañía de la Agrupación de Apoyo Logístico 61.

La Armada ha desfilado con una compañía de la Escuela Naval Militar y otra del Tercio Norte de Infantería de Marina. La Guardia Civil, por su parte, ha participado con una compañía del Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada y otra de la Academia de la Guardia Civil de Baeza. Los efectivos de La Legión han marchado a 160 pasos por segundo (120 es lo normal), con su mascota, la cabra, y los Regulares, con su habitual paso lento y pausado. El desfile terrestre lo ha cerrado un escuadrón de la Unidad de Caballería de la Guardia Civil.