Tres 'mosos' y un 'okupa' heridos en el desalojo de un edificio

Decenas de manifestantes tratan de cortar el paso a los obreros que iban a demoler un antiguo cuartel en la Barcelonesa

Los Mossos d'Esquadra han desalojado esta mañana un antiguo cuartel de la Guardia Civil okupado para su posterior derribo. Aunque la expulsión se ha llevado a cabo de manera pacífica, decenas de manifestantes han cortado la calle después para evitar la entrada de los operarios que iban a derruir el inmueble. El enfrentamiento entre los agentes y los protestantes se han saldado con tres mosos y un manifestante heridos con contusiones.

Unos diez ocupas dormían esta noche en el antiguo cuartel militar conocido como Miles de Viviendas del barrio barcelonés de la Barceloneta. Sobre las seis de la mañana, los Mosos d'Esquadra han desalojado el edificio. Los agentes han acudido con una decena de furgones y una grúa que han alquilado para descolgar a tres de los ocupantes, que se han colgado con arneses de los balcones del edificio.

Poco después del desalojo pacífico, decenas de manifestantes se han sentado en la calle para cortar el paso a los operarios que tenían que empezar las obras de tapiado y derribo del inmueble. Los agentes han actuado y han retirado por la fuerza a los jóvenes ya que éstos incluso han intentado quitar las llaves al conductor de una de las furgonetas, momento en el que se ha producido un forcejeo en el que un ocupa y tres agentes han sufrido las contusiones.

Según los Mossos, uno de los tres agentes ha sido agredido con una cadena, mientras que luego han encontrado dos cuchillos en el suelo. Los ocupas afirman que el joven herido ha tenido que ser atendido por el servicio sanitario. Finalmente los operarios han podido tapiar el inmueble.

Lo más visto en...

Top 50