Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Zapatero lamenta la "mala suerte" de España por tener "una derecha tan conservadora"

Mariano Rajoy acusa al presidente del Gobierno de tener una "obsesión patológica" con el PP y de llevar a cabo una campaña electoral sólo centrada en ir contra los populares

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha proclamado esta noche en Barcelona "la mala suerte" de España por tener una derecha "tan conservadora, tan cerrada", como el PP, y ha defendido la utilidad de cada voto el próximo domingo para garantizar gobiernos progresistas que defiendan la convivencia. Rodríguez Zapatero ha protagonizado un acto público en el pabellón de la Mar Bella de Barcelona junto al presidente de la Generalitat, José Montilla, y al alcalde de la ciudad, Jordi Hereu, en el que estuvo también Pasqual Maragall en la primera fila de autoridades.

Apenas ha hablado del Estatuto en su intervención, sólo casi al final para recordar que comprometió su aprobación y así ha sido, y para asegurar que se desarrollará "en tiempo y forma, y con respeto a los contenidos". Ha expresado su convicción de que tanto Cataluña como España viven un momento "muy positivo", por lo que no entiende "el pesimismo de todos los días del PP y del señor Rajoy". "Por qué en vez de tanto pesimismo, de descalificar, no echa una mano alguna vez en los problemas que tenemos, y es positivo para el conjunto del país, aunque sólo sea una vez, sería util", se ha preguntado.

Ha recordado que el PP alertaba de la ruptura de las familias y también de España, pero lejos de ese augurio, "España está más fuerte, más segura, más unida y más confiada que nunca en su historia, porque los ciudadanos son más libres y los pueblos también, pueden autogobernarse y expresarse tal como son". La conclusión es que en España siempre que se avanza en la libertad de los ciudadanos "la derecha cree que se rompe algo". "Es una constante histórica, y no se por qué hemos tenido tal mala suerte como país de tener una derecha tan conservadora, tan cerrada".

Esa derecha, ha proclamado, "tendrá que cambiar necesariamente para parecerse a la derecha europea", y el domingo el PSOE puede dar "un paso importante" para contribuir a ese cambio, dejando atrás de nuevo "los rostros de la prepotencia, del autoritarismo" y de quienes hacen una política "absolutamente retrógrada para los intereses de Cataluña y de España". Confrontado a esa política, el presidente ha señalado su compromiso "a largo plazo" con Cataluña, y ha agradecido en reiteradas ocasiones el respaldo prestado por el PSC para la victoria del PSOE y para el empuje a sus iniciativas.

Rodríguez Zapatero ha insistido en que el voto sirve para defender todos los demás derechos, como la educación, la sanidad, el empleo, las becas, el progreso económico o la paz social. "El PP quiere ganar estas elecciones con vuestra abstención, y nosotros queremos ganar estas elecciones con vuestro voto", y si el PP hace campaña "diciendo barbaridades" es simplemente "porque saben que van a volver a perder".

En clave local, Rodríguez Zapatero ha respaldado expresamente a la alcaldesa de Badalona frente a los vídeos electorales del candidato del PP en los que, según los socialistas, se identifica a los inmigrantes de la localidad con los delincuentes. Mezclar ambas cosas, ha dicho el presidente, "es una profunda irresponsabilidad política", porque cuesta mucho construir la convivencia pero se puede quebrar muy fácilmente. Frente a ese comportamiento "demagógico e inaceptable", llamó a votar masivamente por el proyecto de integración y respeto a la pluralidad de los socialistas.

Su discurso estuvo plagado de referencias a la Cataluña "moderna y abierta a España y al mundo" construida en los últimos años, "admirable y magnífica para convivir", y de elogios al alcalde, Jordi Hereu, del que ha dicho, "yo no voto aquí, pero si le miras, le votas". Ante Hereu el presidente ha recordado algunos de los compromisos con Barcelona y con Cataluña cumplidos por su Gobierno, entre ellos la aprobación de la Carta Municipal, el regreso de los papeles de Salamanca, el reconocimiento del catalán en la Unión Europea, la devolución del Castillo de Monjuic, y el Estatuto.

Pendiente queda, por ejemplo, definir el modelo de gestión del aeropuerto del Prat, en el que, ha asegurado, se incluirá a la Generalitat, y resolver los problemas de los trenes de cercanías de Barcelona, que actualmente no cumplen el servicio "que merecen" los ciudadanos.

"Obsesión patológica"

Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha acusado hoy a José Luis Rodríguez Zapatero de tener una "obsesión patológica" con su partido y ha explicado que el presidente del Gobierno ha llevado a cabo una campaña electoral en la que no ha presentado ninguna propuesta y que sólo se ha centrado en ir contra los populares.

Rajoy ha dedicado este penúltimo día de campaña a recorrer junto al presidente del PP en Andalucía, Javier Arenas, esta comunidad, donde ha estado en un acto con interventores y apoderados en Jaén, en la Feria de Córdoba y en un mitin por la tarde-noche en los Jardines del Prado de San Sebastián en Sevilla, ante unas 4.000 personas. El presidente del PP, que ha respaldado con su presencia a todos los candidatos a alcaldes de Andalucía, ha asegurado que Zapatero tiene una "obsesión patológica" con su partido, de ahí que durante toda la campaña electoral haya estado "arremetiendo" contra ellos.

"Zapatero ha dedicado más tiempo a hablar del PP que de Batasuna, trata mejor a Batasuna que al PP y a lo largo de estos años ha tratado mejor a Otegi que a María San Gil", ha aseverado. Ha señalado que para el PP el único "enemigo" de los españoles es ETA, y ha afirmado que Zapatero "está haciendo daño a España" con su política antiterrorista y con su política de "demonización" del PP. En su opinión, el único objetivo de Zapatero es ver cómo "machacar" al PP, algo que, según Rajoy, no ha conseguido después de tres años de legislatura.

Ha criticado que la campaña de Zapatero "no ha tenido ninguna propuesta" sino que han sido quince días "contra el PP y para derrotar al PP" mientras que, por el contrario, su partido "no va contra nadie" pero sí va "contra la banda terrorista ETA". "Zapatero se ha dedicado a meter miedo a la gente con que el PP puede ganar, ayudados por algunos. Debería producirle rubor a algunos llenar las primeras páginas de sus periódicos siempre contra el Partido Popular", ha apostillado. "No pido el voto contra nadie, no pido el voto del rencor, no pido el voto para derrotar a nadie, sino para que gane España y ganemos todos los españoles", ha agregado.

Ha afirmado que el PP está "abierto a todos, piensen como piensen, centrado, el partido de la moderación" que defiende la nación española y que cree que no se puede negociar con terroristas. "Todos los que quieran trabajar honrada y honestamente por España tienen su sitio. No vamos contra nadie, sólo vamos contra quienes no respetan los derechos de las personas. Sí vamos contra ETA, no queremos negociar con ETA, no queremos ceder al chantaje de ETA, nunca aceptaremos que ETA se pueda presentar a las elecciones, nunca engañaremos a los españoles", ha garantizado.

Además, Rajoy ha elogiado la labor de Arenas en Andalucía y ha asegurado que Juan Ignacio Zoido, candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla, ganará las elecciones el domingo porque es un "candidato de primera y es lo que necesita" la capital andaluza. Además, el presidente del PP también se mostró convencido de que su partido ganará la Alcaldía de Marbella. "Alguna vez sabremos, y lo sabremos, cuál es la responsabilidad de algunos en lo que ha ocurrido en Marbella. Espero que lo expliquen, tendrán que explicarlo", ha precisado.