Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE boicotea a Díaz de Mera en el Parlamento Europeo por su actuación en el juicio del 11-M

Los socialistas piden que se le retire la ponencia de varios informes por su "grave desobediencia" al tribunal, y él lo tacha de "golpe bajo"

La delegación del PSOE en el Parlamento Europeo ha llevado a cabo esta mañana un acto de protesta contra el eurodiputado del Partido Popular Agustín Díaz de Mera, al que considera culpable de una "grave desobediencia" al tribunal que juzga en España los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Es por ello que los socialistas se han negado a votar un informe sobre terrorismo presentado por el que fuera director general de la Policía Nacional y mano derecha de Ángel Acebes en el momento de los atentados. Díaz de Mera ha reaccionado de forma airada contra este "golpe bajo". A la postre, y tras un tenso debate, la Comisión de Libertades Civiles ha rechazado la petición de los socialistas de que a Díaz de Mera se le retirara la ponencia de varios informes parlamentarios. Se ha realizado la votación de hoy, el informe ha sido aprobado, pero los socialistas se han negado a votar.

El PSOE ya había pedido al PP que forzase la renuncia de Díaz de Mera a su escaño por su actuación en el juicio. Díaz de Mera desveló en un medio de comunicación que conocía de la existencia de un informe que vinculaba a ETA con los atentados de Madrid. Preguntado por el tribunal, se negó a desvelar de dónde había sacado esta información, lo que le valió que fuera multado y se iniciara un proceso contra él por desobediencia al juez. Días después, envió una carta al tribunal informando sobre su supuesta fuente; las personas a las que aludía en su misiva no sólo negaron haber hablado con él sobre este asunto, sino que además desmintieron que existiera tal informe o, como también indicó el ex responsable policial, que hubiera sido alterado por orden del Gobierno para ocultar esos lazos de la organización terrorista con la matanza.

Esta mañana, el eurodiputado socialista Antonio Masip ha tomado la palabra momentos antes de que se votase en la Comisión de Libertades Civiles un informe en el que Díaz de Mera era ponente, sobre intercambio de archivos penales entre países de la UE. "Nos hacemos eco de la enorme contradicción que existe entre que el señor Díaz de Mera sea ponente de tres asuntos muy importantes en el Parlamento Europeo y a la vez esté incurso en España en una causa de desobediencia grave a los tribunales de justicia", ha dicho Masip. Ha sido multado y está en proceso el que llegue a nosotros, pronto o tarde según la burocracia judicial, su procesamiento", ha añadido.

Díaz de Mera ha replicado que la petición era "un golpe bajo, como bajos son los que lo propinan", y ha aludido a la presencia de cámaras de TVE en la sala para denunciar "la escenificación de un linchamiento moral, absolutamente injustificado, en referencia a un asunto de dimensión nacional usado de manera retorcida". Respecto a su actuación ante la justicia, ha explicado después: "Me he debatido entre la colaboración con la Justicia y la fidelidad a una fuente de información. Tras ver la traición de la fuente, me decidí hace días a colaborar con la Justicia".

El presidente de la comisión parlamentaria, el griego Stavros Lambrinidis, ha pedido a continuación la opinión de todos los grupos políticos. Por parte del Partido Popular Europeo, el alemán Manfred Weber ha asegurado que Díaz de Mera "goza de todos sus derechos como parlamentario" y ha acusado a "los socialistas españoles" de haber "envenenado el ambiente de la comisión". En nombre del grupo socialista, la francesa Martine Roure abogó por debatir sobre la continuidad de Díaz de Mera como ponente en la reunión de los portavoces de grupos prevista para hoy. Por parte del grupo liberal, el eurodiputado de CiU Ignasi Guardans defendió que la cuestión no es sólo española "en la medida de que estamos hablando de un parlamentario europeo a quien se acusa de desobediencia en un tribunal".

Díaz de Mera, fuera de micrófono, ha repetido entonces varias veces en voz alta que no se le "acusa de nada". Guardans ha añadido que la cuestión no es "sólo jurídica, sino también política", y ha abogado por proceder a la votación del informe previsto para hoy pero debatir entre los portavoces qué hacer con el resto de ponencias de Díaz de Mera. En el mismo sentido se han expresado la holandesa Katkalijne Buitemweg, de Los Verdes, y el italiano Mario Borghezio de Izquierda Unitaria Europea.

Masip ha tomado de nuevo la palabra para subrayar que Díaz de Mera es "un ciudadano que se ha opuesto a colaborar con la justicia", afirmación que ha suscitado la protesta del PP europeo. Díaz de Mera, por su parte, ha acusado a Masip de hacer afirmaciones "fraudulentas y mentirosas". Entonces, el liberal alemán Alexander Alvaro ha instado a votar para acabar con este "circo máximo".

El informe de Díaz de Mera fue aprobado con la abstención de los eurodiputados del PSOE. Los socialistas prevén volver a plantear esta cuestión cuando se voten otros dos informes a cargo del eurodipitado popular.

Rechazado el careo entre Díaz de Mera y García Castaño

El tribunal que juzga el 11-M ha denegado hoy el careo entre Díaz de Mera y el comisario Enrique García Castaño, solicitado por varias acusaciones por estimar el primero que el mando policial mintió al decir que no habló de un informe que vinculaba ETA al 11-M.

En su auto, el tribunal considera de forma genérica que "no concurre el presupuesto necesario para la admisión del careo", ya que no cree que sea necesario, tal y como establece la ley, para "comprobar la existencia del delito o la culpabilidad de alguno de los procesados" por los atentados del 11-M.

Además, tampoco admite los testimonios solicitados por la Fiscalía en relación con este asunto "porque ya ha depuesto en la vista la llamada fuente directa" del testigo y "se ha practicado o están pendientes de practicar otras pruebas que permitirán al tribunal valorar la credibilidad del testimonio".

Más información