Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Navarra activa el primer nivel de alerta por inundaciones

Desalojadas 72 viviendas en Funes ante la amenaza del desbordamiento del río Arga

El Gobierno de Navarra ha activado esta tarde el nivel 1 del plan de emergencias ante las intensas lluvias que están provocando inundaciones, especialmente en las zonas más próximas a los cauces de la mitad sur de la comunidad. El Ejecutivo foral ha precisado que no se prevé una evacuación generalizada de los municipios, sino que se ha adoptado un plan por si fuera necesario algún desalojo parcial.

La situación es especialmente crítica en la localidad de Funes, donde el Ayuntamiento ya ha desalojado 72 viviendas por la amenaza del desbordamiento del río Arga, que se encuentra a apenas 60 centímetros de las casas del barrio bajo de este municipio. En la evacuación han colaborado la Policía Local y la Guardia Civil. La mayoría de los vecinos han sido realojados en una zona de residencia más alta de la ciudad, donde no hay riesgo de inundaciones. El Ayuntamiento de la localidad espera a partir de las 3 de la madrugada la punta de crecida en el río Arga. Esta tarde el agua se encontraba a 4,80 metros de altura y en la próxima madrugada podría situarse 1,50 metros por encima de esa cota, por lo que es previsible que el agua anegue garajes y sótanos. Los vecinos de otras localidades por las que atraviesa el Arga también están en alerta, como en Falces o Peralta, si bien se espera que sólo resulten afectados campos y fábricas.

El consejero de Interior, Javier Caballero, ha explicado que se espera para mañana por la mañana la mayor punta de crecida en la zona del Ebro, con hasta 3.000 metros cúbicos de agua por segundo, muy cerca de los 3.200 metros cúbicos que alcanzó el río en las graves inundaciones que se registraron en 2003. El temporal de lluvias afectaba a las 7 de la tarde a 30 carreteras, cuatro de ellas cortadas en la red principal, otras 12 cortadas en la red secundaria, y otras 14 con problemas graves por balsas de agua, según ha informado Caballero.

Carreteras cortadas

Mientras tanto, los accesos por carretera a las localidades de Pitillas y Beiere han quedado cerrados al tráfico esta noche ante la amenaza de inundaciones. El temporal de lluvias afectaba a las siete de la tarde, hora peninsular, a 30 carreteras, cuatro de ellas cortadas en la red principal, otras doce cortadas en la red secundaria, y otras 14 carretras con problemas graves por balsas de agua.

El Gobierno de Navarra también ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Ebro que actúe sobre los diques del río Ebro para limitar al máximo los daños que la crecida de este río está ocasionando en los campos de la Ribera, y para que vuelva a examinar el estado de los dos diques de contención que resultaron rotos la pasada semana y que provocan la inundación de la carretera Pamplona-Madrid (N-113), en Castejón, desde el pasado miércoles. La Confederación ya actuó la semana pasada sobre estos diques, reforzando su estructura para evitar daños mayores.