Juicio por el mayor atentado en España

Un jefe policial afirma que ya había "sospechas bastante firmes" de la autoría islamista a las 15.00 del 11-M

Trashorras no informó a agentes de Asturias sobre los planes de la célula integrista, según otro mando policial

Un Comisario de la Unidad Central de Información Interior (UCII) de la Policía ha asegurado hoy en el juicio por los atentados del 11-M que hacia las 15.00 de aquel día la policía ya tenía "sospechas bastante firmes" de que el terrorismo islamista estaba detrás de la matanza. En la jornada de hoy también ha declarado Manuel García Rodríguez Manolón, jefe de estupefacientes de la Comisaría de Avilés en los meses previos a los atentados, quien ha negado haber recibido ninguna advertencia de éstos por parte de José Emilio Suárez Trashorras, imputado por facilitar los explosivos.

Más información

En cuanto a la declaración del comisario de la UCII, quien ha comparecido sin ser visto por el público por razones de seguridad, éste ha asegurado que ni desde la Dirección General de la Policía ni del ministerio del Interior recibieron "instrucción en ningún sentido" para orientar la investigación.

El comisario, que fue uno de los que participó en la "entrevista" mantenida con el acusado José Emilio Suárez Trashorras previa a su detención, ha manifestado que éste estaba "emperrado" en que "había unos moros de Madrid que habían volado los trenes" y que nunca habló de una posible conexión entre "los moros" y ETA.

'Manolón' y Trashorras

Trashorras era confidente del otro mando policial que ha intervenido esta mañana, Manolón: "Ahora tengo dudas razonables y pienso que todo ese ansia de verme, de estar junto a mí... era para sus trapicheos", ha dicho éste.

Manolón le ha contado al presidente del tribunal, Javier Gómez Bermudez, que ahora sospecha, "a la vista de los acontecimientos", que "hay muchas posibilidades" de que no fuera él el que controlaba a su confidente sino su confidente el que le controlaba a él. Al parecer, Trashorras quería "saber en todo momento dónde estaba" Manolón para poder desarrollar así "libremente" sus trapicheos.

La preguntaba el abogado de Trashorras sobre el gran número de llamadas que cruzaban los dos cada vez que el acusado hablaba con Jamal Ahmidan, apodado El Chino, uno de los líderes de la célula terrorista y muerto por voluntad propia en el piso de Leganés. Quería establecer la defensa que Trashorras informó a Manolón de las andanzas de su peligroso contacto. El policía no opina lo mismo. Cree Manolón que Trashorras le llamaba "para saber en todo momento dónde estaba y así poder moverse".

De hecho, Trashorras no le hizo "confesiones" sobre las actividades sospechosas de ese grupo de "moros" desde el último trimestre de 2003 hasta enero de 2004, cuando se produjo "la famosa llamada". Aludía Manolón al supuesto mensaje del ex minero asturiano en el que alertaba de que unos "moritos" iban a viajar a Asturias para cambiar hachís por cocaína y poner las bases para trapichear con drogas en el norte del país.

El ex policía ha aclarado que Trashorras sólo era un "colaborador ocasional", que habitualmente esperaban "a que él dijera algo": "Se hacía de rogar y de repente decía: 'Mira, tengo esto". "Nunca" le dijo Trashorras que los "moros" quisieran comprar explosivos, pero tras el atentado empezó a sospechar que el ex minero "sabía" algo del asunto. Sobre todo porque Trashorras hizo vasrioas comentarios apuntando a "los moros" como autores de la matanza. Fue entonces cuando, según cuenta, hiló la historia del tráfico de droga con el ataque de Madrid.

Un abogado pregunta si ETA participó en un atentado en las Torres Gemelas

El abogado defensor de los acusados por la autoría material de los atentados del 11-M, Jamal Zougam y Basel Ghalyoun, José Luis Abascal, ha preguntado hoy a uno de los testigos, un comisario de la Unidad Central de Información Interior (UCII), especialista en ETA, si conocía el atentado cometido en 1993 contra el World Trade Center de Nueva York, en el que murieron seis personas tras la explosión de un camión bomba en el estacionamiento subterráneo del centro. El policía ha indicado que recordaba los hechos "vagamente" y entonces el letrado ha inquirido: "¿Piensa si tuvo alguna participación colateral la banda terrorista ETA?".
En ese momento, el presidente del tribunal ha intervenido para precisar que no había lugar a la pregunta aunque ha indicado que Abascal podía realizarla si podía "establecer alguna relación" con el caso.

El abogado ha concretado entonces y ha especificado que lo que quería saber es si el testigo tenía alguna información que apuntara a que los pasaportes falsos utilizados en aquel atentado "los facilitó ETA". "No tengo ningún dato sobre este atentado", ha contestado el comisario.

Lo más visto en...

Top 50