Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nieve sigue dificultando el tráfico en el norte

39 puertos están cerrados y en decenas son necesarias las cadenas.- Carreteras cortadas, colegios cerrados y pueblos aislados en la mitad norte

El primer día de primavera ha coincidido con los últimos coletazos del temporal de nieve que aún mantiene en alerta a cinco comunidades y que, a lo largo de la jornada, ha provocado el cierre de carreteras, colegios y servicios de trenes y la cancelación de dos vuelos en Vitoria. Las comunidades que siguen en alerta son: Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra y Castilla y León. No obstante, para hoy, el Instituto Nacional de Meteorología (INM) prevé que la borrasca se suavice y que la cota de nieve suba hasta los 1.000/1.100 metros, aunque el viento seguirá soplando con rachas fuertes en el norte, la costa del Levante y Baleares.

A última hora de la tarde de ayer, una treintena de puertos de montaña permanecían cerrados, de los que sólo dos eran de la red principal (Carrales, en Burgos y San Glorio, en Cantabria) mientras que era necesario el uso de cadenas en 25, siete de la red principal. También estaban cerrados al tráfico treinta tramos de carreteras de la red secundaria, mientras que en la red principal sólo se necesitaban cadenas en un tramo de la provincia de Lleida.

Colegios cerrados

Durante el día, el temporal ha causado problemas en todo el norte peninsular, principalmente en Castilla y León, donde 59 pueblos del norte de Palencia, que agrupan a más de 5.000 habitantes, quedaron aislados por la nieve. En Burgos, una de las provincias más afectadas, más de un millar de vehículos pesados quedaron atrapados en las áreas de servicio de las carreteras, lo que obligó a la Subdelegación del Gobierno a cerrar el tráfico de camiones por toda la red provincial de carreteras y a prohibir su circulación en la N-I. En Palencia, también un centenar de camiones quedaron retenidos en Aguilar de Campoo y otros tantos en Osorno. Además, más de 5.837 estudiantes de la comunidad, la mayor parte de ellos de Burgos y Palencia, no han podido acudir a las aulas.

En el País Vasco, el temporal de nieve y granizo ha causado el cierre una decena de colegios, la suspensión de servicios de autobuses y trenes y problemas de abastecimiento eléctrico en algunos pueblos, que han tenido que soportar el frío sin luz. La nieve ha provocado importantes problemas de tráfico y el cierre para camiones de diversos tramos de la red principal de carreteras, fundamentalmente en las inmediaciones de Vitoria. En el aeropuerto de esa ciudad, fueron cancelados dos vuelos con destino a Madrid y Barcelona, otros fueron desviados y muchos más sufrieron retrasos.

Problemas en Navarra

También en Guipúzcoa los efectos del temporal han remitido por la tarde, lo que ha permitido levantar la prohibición que impedía por la mañana a los vehículos articulados circular por la autovía A-15, que une esta provincia con Navarra. A última hora de la tarde, la N-I seguía cortada en el alto de Etxegarate a la altura de Idiazábal, debido a un accidente entre tres camiones registrado a las 14.30, que ha ocasionado retenciones importantes.

En Bilbao, los trenes de cercanías han circulado con normalidad, pero los de larga distancia han sufrido retrasos y los de media distancia no han funcionado. En Navarra, la mejoría meteorológica ha permitido al aeropuerto de Noáin-Pamplona recobrar la normalidad, lo que no ha ocurrido en el transporte ferroviario de media distancia, en el que algunos trenes no han circulado.

En Cantabria ocho colegios han tenido que cerrar y 400 escolares se han quedado sin clase. En La Rioja, la única autonomía en la que la Dirección General de Protección civil ha retirado la alerta por el temporal, la nieve ha provocado el cierre de siete puertos de carretera y el traslado de ocho personas por motivos de salud, entre ellas, una embarazada.

La nieve caída en Huesca ha provocado el cierre de la carretera A-138, por la que se accede al túnel de Bielsa, al igual que los accesos a la estación invernal de Cerler por la A-2617. El Servicio Meteorológico de Cataluña ha alertado del fuerte peligro de que se produzcan aludes en la zona pirenaica leridana de Arán-Franja Norte de la Pallaresa, que podrían ser de grandes dimensiones.

Mejoría del tiempo a partir del jueves

El Instituto Nacional de Meteorología (INM) prevé que el temporal de viento, frío y nieve remita mañana, pasando la cota de nieve de los 300 metros de altitud de hoy a los 1.000 metros. No obstante, el director del INM, Francisco Cadarso, ha señalado que para el fin de semana se espera un tiempo inestable, con chubascos por el norte y el oeste peninsular.Así, para mañana se prevén vientos fuertes en los extremos noreste y sur de cataluña, Menorca y norte de Mallorca e intervalos de fuerte viento en el Cantábrico oriental, valle del Ebro y resto de Baleares.Además, habrá precipitaciones débiles en el tercio norte peninsular, que por la tarde serán moderadas y generalizadas en el Cantábrico oriental. Las lluvias probablemente afectarán también en forma débil y dispersa al resto de Castilla y León y Sistema Ibérico. En cuanto a las temperaturas, experimentarán un ascenso de ligero a moderado en el norte y centro de la península, y ligero en el sur y en Baleares.

Más información