Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se manifiesta en Pamplona contra la supuesta unión de Navarra y Euskadi

El presidente navarro afirma que "cualquier cambio en el régimen foral sería un éxito para los terroristas"

Miles de ciudadanos convocados por el Gobierno de Navarra han marchado esta tarde en Pamplona bajo el lema Fuero y libertad; Navarra no se negocia para denunciar la presunta negociación del Ejecutivo socialista con ETA para incorporar Navarra a Euskadi. Al acto ha acudido la cúpula del PP, con Mariano Rajoy a la cabeza. La delegación del Gobierno en Navarra ha cifrado en 75.000 los asistentes a la manifestación, mientras que la Policía Foral ha elevado esta cantidad a 103.000. La vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, ha reiterado hoy que la comunidad foral “no es negociable, no es moneda de cambio de nada, ni de nadie".

El presidente del Ejecutivo foral, Miguel Sanz, su Gabinete en pleno y el presidente del Parlamento de Navarra, Rafael Gurrea, han encabezado la manifestación portando una pancarta en la que se leía Fuero y libertad; Navarra no se negocia. Les precedía una gran bandera de Navarra que portaban una decena de ciudadanos anónimos.

Tras la cabecera se ha situado el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, acompañado del secretario general del PP, Ángel Acebes; el portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. También han estado presentes la presidenta del PP en el País Vasco, María San Gil, y el presidente de La Rioja, Pedro Sanz.

Siguiendo al grupo de autoridades se encontraban varios miles de ciudadanos, que han terminado su recorrido en el Paseo de Sarasate, junto al Monumento a los Fueros, donde el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, ha leído un comunicado con el que se ha puesto fin al acto. Sanz ha dicho que "cualquier cambio en el régimen foral navarro sería un éxito para los terroristas". "Navarra en estos momentos es la pieza clave en la futura negociación con ETA y puede ser la pieza fundamental del futuro modelo territorial de España", ha resaltado, siendo interrumpido por los manifestantes con gritos de Zapatero dimisión.

Numerosos manifestantes portaban banderas españolas y navarras, y carteles con fotos de víctimas del terrorismo. Muchos de los participantes en la marcha han llegado a Pamplona en autobuses fletados por el Partido Popular al menos desde Asturias, Aragón, País Vasco y Cantabria. En la megafonía de la manifestación han sonado jotas navarras y la canción Libertad sin ira. En algunos balcones varios vecinos han protestado por esta manifestación golpeando cacerolas. La marcha no ha sido secundada por ningún grupo de la oposición.

El Partido Socialista de Navarra ha afirmado reiteradamente a lo largo de la semana que la manifestación "se basa en una gran patraña que dice que el Gobierno de España está negociando el futuro de Navarra, una mentira de pura invención". Ayer mismo, el PSN se comprometió por escrito a no apoyar ninguna propuesta política que contemple la adhesión de Navarra al País Vasco.