Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La princesa de Asturias retoma su agenda siete días después de la muerte de su hermana

La presencia de doña Letizia en el Instituto Cervantes sorprende a todos, ya que no estaba prevista

Una semana después de la trágica muerte de su hermana pequeña, Érika Ortiz Rocasolano, la princesa de Asturias ha vuelto esta mañana a su actividad oficial al acompañar a su marido, el príncipe, en una visita a la nueva sede del Instituto Cervantes. La asistencia a este acto de doña Letizia, que se encuentra en su sexto mes de embarazo de su segunda hija, no estaba contemplada en la agenda de la familia real, por lo que su presencia ha sorprendido a todos.

La Casa Real ha confirmado a EL PAIS que, con el acto de hoy, doña Letizia ha retomado su agenda habitual. La agenda de la princesa sólo se verá alterada si necesita descansar por su embarazo.

MÁS INFORMACIÓN

Los Príncipes de Asturias han celebrado una reunión de trabajo con la dirección del Instituto

Cervantes, en el número 49 de la madrileña calle Alcalá, en la que se les ha informado de los proyectos que la institución que preside César Antonio Molina tiene previstos para este año. Entre otros asuntos, han conocido de primera mano los detalles de los nuevos centros que tiene previsto abrir el Cervantes (Brasil, Japón y Australia), así como de los preparativos del IV Congreso de la Lengua Española previsto para el mes próximo en Cartagena de Indias (Colombia). La anécdota de la jornada ha tenido lugar cuando el príncipe ha descubierto una placa conmemorativa en el que solo figuraba su nombre ya que no estaba prevista la presencia de doña Letizia.

Con un traje de chaqueta negro y blusa blanca, y acompañando al príncipe, quien vestía una corbata negra, doña Letizia ha aparecido con semblante triste cuando los informadores gráficos accedieron a la sala donde han asistido a la reunión de trabajo. A la cita también ha acudido la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín.

En todas las portadas

Acabada la reunión, que ha durado cerca de una hora, la pareja ha visitado las diversas dependencias de este organismo, han saludado a los trabajadores, han firmado en el Libro de Honor y don Felipe ha descubierto una placa conmemorativa de la vita y ha dirigido unas palabras de apoyo. La nueve sede del Instituto Cervantes la inauguraron los Reyes y el presidente del Gobierno en octubre. La princesa no acompañó ayer al Princípe de Asturias ni al almuerzo ni a la cena de gala con motivo de la visita del presidente de la República de Corea Roh Moo-Hyun.

Hace una semana, la hermana pequeña de la Princesa de Asturias, Erika Ortiz Rocasolano, apareció muerta en su domicilio del barrio madrileño de Valdebernardo, en la misma casa en la que vivió doña Letizia hasta el anuncio de su compromiso de boda con Don Felipe.

La tragedia acapara esta semana las portadas de las revistas del corazón. Todos los semanarios ofrecen amplios reportajes sobre el funeral de Erika, que murió a los 31 años de edad. Al funeral asistió la reina doña Sofía y toda la familia Ortiz Rocasolano, además de amigos y allegados de los Príncipes de Asturias.