Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJPV rechaza los recursos y continúa la tramitación de la denuncia contra el PSE por reunirse con Batasuna

El tribunal vasco continuará con la tramitación de las querellas del PP y del Foro Ermua

La sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha acordado rechazar los recursos de súplica presentados por el PSE-EE y la fiscalía y continuará con la causa abierta contra Patxi López y Rodolfo Ares por la reunión que mantuvieron con la ilegalizada Batasuna.

En un fallo comunicado hoy, la sala de lo Civil y Penal del TSJPV ha afirmado, como hizo en la causa contra el lehendakari Ibarretxe por otra reunión con Batasuna, que no existe contradicción entre esta decisión y el fallo del Tribunal Supremo que ordenó archivar la querella contra el Gobierno por la reunión de Patxi López y Rodolfo Ares con Arnaldo Otegi, Rufi Etxebarria y Olatz Dañobetia del pasado 6 de julio en San Sebastián.

El TSJPV continuará con la tramitación de la denuncia del PP y la querella del Foro Ermua y entre las primeras diligencias se citará a declarar, con toda probabilidad, a los cinco asistentes a la citada reunión.

La decisión se ha adoptado con voto particular disidente de la magistrada Nekane Bolado.

En noviembre, la Sala admitió a trámite la querella y la denuncia por el delito de desobediencia, previsto en el artículo 556 del Código Penal, ya que su desestimación sólo procede cuando los hechos no revisten caracteres de delitos o cuando sean falsos. De lo contrario, aclara, el Tribunal tiene obligación de investigar lo ocurrido.

El fallo del Supremo

Así, el fallo relata que en el año 2003, el Supremo dictó una sentencia en la que declaró ilegal a Batasuna, exigió su disolución en base a la Ley de Partidos y exigió que cesaran sus actividades.

También la Unión Europea "tiene incluida en la lista de grupos y entidades terroristas a Batasuna" ya que "forman parte del grupo terrorista ETA", recuerda el TSJ quién añade que los medios anunciaron unánimemente en verano del 2006 que se preparaba una

reunión entre "el Partido Socialista de Euskadi y la ilegalizada Batasuna".

Sobre el encuentro, describe que Patxi López y Rodolfo Ares acudieron a un hotel de San Sebastián en su cita con Otegi, Etxeberria y Dañobeitia, "todos ellos integrantes de la mesa nacional de la ilegalizada Batasuna y que fueron presentados por la extinta Batasuna en mayo del 2006, como miembros que integraban 'una comisión negociadora'" para la interlocución política.

Además, reitera las declaraciones de López cuando anunció que "procedería a reunirse con Batasuna dentro de la ronda de contactos que mantendría con todas las fuerzas políticas", tras el alto el fuego de ETA, pero se refirió a esa formación "con el sinónimo de izquierda abertzale", "con plena conciencia de su ilegalidad".

También, dice que el Foro de Ermua pidió a los dirigentes socialistas que no acudieran al encuentro y les alertó de que el TSJPV ya había admitido a trámite su querella contra el lehendakari tras una reunión idéntica con representantes de Batasuna.

La Sala constata que "a pesar del requerimiento, el día 6 de julio de 2006, se celebró la reunión", donde Otegi, Etxeberría y Dañobeitia "actuaron en nombre de Batasuna y no en el suyo propio como personas físicas".

Por ello, expone como indicios del delito de desobediencia que existe un mandato expreso del Supremo que ilegaliza Batasuna y por tanto, "una conducta desobediente" al llevarse a cabo la reunión y que además, esa conducta es grave, como requiere el Código Penal.