Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fuerte presencia policial no impide que se produzcan altercados aislados en Alcorcón

Un grupo de violentos lanza piedras a periodistas y 'antidisturbios'.- Los agentes frustran una concentración convocada en el centro de la ciudad

Uno de los jóvenes encapuchados tapa el objetivo de la cámara de uno de los reporteros presentes en los incidentes de hoy en Alcorcón.
Uno de los jóvenes encapuchados tapa el objetivo de la cámara de uno de los reporteros presentes en los incidentes de hoy en Alcorcón. EFE

Durante toda la tarde grupos de jóvenes, entre ello muchos menores de edad, se concentraron en el Parque de la Paz, en Alcorcón (Madrid), desde donde lanzaron piedras y otros objetos al fuerte despliegue policial que allí se encontraba. Por su parte, esta tarde los vecinos de la zona se manifestaban contra el racismo y a favor de la convivencia pacífica, que, dicen, existe en su localidad y acusan a los medios de comunicación de la imagen "racista" del municipio.

Algunos de los provocadores lanzaron varias piedras contra uno de los furgones policiales, a lo que los efectivos de los cuerpos de seguridad respondieron cargando levemente contra los jóvenes. Esta actitud de la policía encrespó los ánimos tanto de los concentrados como de los vecinos de la zona, quienes silbaron a los agentes por su conducta. Además, los periodistas desplazados a la zona también fueron objeto de las críticas de los jóvenes, quienes les llamaron "manipuladores" y "terroristas".

Previamente, un pequeño grupo de los jóvenes manifestantes, que en su mayoría ocultaban sus rostros bajo las capuchas de sus cazadoras y sudaderas, volcaron dos contenedores de basuras en medio de la calzada a la altura de la plaza del 4 de Noviembre, en las cercanías del Parque de la Paz, pero la respuesta policial, sin el uso de la fuerza, les disuadió a los pocos segundos y después de varias carreras por las calles aledañas al parque, los grupos de jóvenes se dispersaron sin que la policía tuviera que intervenir.

Poco antes, medio centenar de vecinos pertenecientes a la Asamblea por la Convivencia Pacífica y Contra el Racismo se concentraron frente al Centro Joven para reivindicar que Alcorcón no es un municipio racista. Bajo el lema "Alcorcón contra el racismo y por la convivencia pacífica" los vecinos denunciaron la intención "carroñera" de grupos de extrema derecha como España 2000 o Falange Española con el objetivo de obtener "rendimiento político" aprovechando la situación vivida esta semana en la localidad madrileña.

El colectivo abogó por la convivencia pacífica entre todos los vecinos de este municipio y por la coexistencia de todas las culturas y nacionalidades. "Queremos denunciar la explotación que los medios han hecho del asunto en Alcorcón, que no es una comunidad racista. Aquí no hay bandas ni grupos violentos", ha asegurado ante los medios el portavoz de la Asamblea por la Convivencia.

La presencia policial también se ha extendido en otros lugares del municipio madrileño, como las estaciones de Metrosur y las estaciones del Cercanías -especialmente la Central- o el Parque de Lisboa.