Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expedientados por infracción muy grave dos guardias civiles por la protesta de Madrid

El secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles y su portavoz han sido apartados de modo cautelar tres meses

La dirección general de la Guardia Civil ha abierto expediente por infracción muy grave según el artículo 9.9 del régimen disciplinario a dos de los guardias que participaron en la manifestación en demanda de mejoras laborales que tuvo lugar el sábado pasado en Madrid. Los expedientados son el secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, Joan Miquel Perpinyá, y el portavoz de la organización, José Antonio Delgado. Ambos han sido apartados tres meses cautelarmente del servicio.

Según les han comunicado hoy a Perpinya y Delgado sus respectivas comandancias, a ambos se les ha abierto un expediente por falta muy grave consistente en llevar a cabo conductas contrarias a la disciplina de la Guardia Civil sin que constituyan delito, lo que supone apartarles del servicio durante 90 días. AUGC celebrará mañana una asamblea general extraordinaria en Madrid, tras la cual hará una comparecencia ante los medios de comunicación, han explicados fuentes de la Asociación.

Estos son los dos primeros expedientes que se abre por la manifestación del pasado sábado 20 de enero en Madrid de agentes de la Guardia Civil uniformados, en la que se gritaron insultos contra el presidente del Gobierno. Sin embargo, la Dirección General del Cuerpo no descarta la apertura de más sanciones.

El acto contó con el apoyo de UGT y CC OO. El secretario general de Comisiones, José María Fidalgo, animó a los agentes a seguir la "lucha sindical" y elogió que "hubieran salido del armario con orgullo". Aunque tanto el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, como el de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, realizaron sendas declaraciones restando importancia a lo sucedido, posteriormente la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil decidió abrir una investigación. Por su parte, el PP ha solicitado la comparecencia del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para explicar la situación de la Guardia Civil a raíz de la concentración.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha dicho hoy que "no hay ningún motivo para tener inquietud" en relación con las movilizaciones que en las últimas semanas han llevado a cabo miembros de la Guardia Civil y del Ejército.

Fernández de la Vega ha afirmado que "el Gobierno lo que está haciendo es cumplir sus compromisos tanto con los guardias civiles como con los militares, y tanto en la mejora del sistema retributivo como en la mejora de su estatuto personal". "Quiero transmitir toda la tranquilidad porque no hay ningún motivo para tener inquietud", concluyó la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.