Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elorriaga: “El Pacto Antiterrorista no es un cheque en blanco”

El secretario de Comunicación del PP ha charlado con lectores del ELPAIS.com sobre política antiterrorista, su papel en la oposición y la situación del etarra De Juana Chaos

El Pacto Antiterrorista “no es un cheque en blanco, sino un compromiso con una determinada estrategia para derrotar a ETA”, así lo ha definido hoy Gabriel Elorriaga, secretario de Comunicación del PP, en su charla con los lectores de ELPAIS.com.

En respuesta a la pregunta de Pilar Pérez que le planteaba si creía que debía cambiarse en el Pacto Antiterrorista la frase “la política antiterrorista corresponde al Gobierno” por "el partido en el Gobierno tienen que negociar cada decisión que tome en materia antiterrorista", Elorriaga ha afirmado que después de la primera frase se describe “cuál es la política antiterrorista que el Gobierno tiene que aplicar” y que ese pacto no es “un cheque en blanco”.

Siguiendo con el tema, el secretario de Comunicación del PP ha contestado a Juan M, que le preguntaba “si creía que la política antiterrorista de los gobiernos del PP fue tan buena como publicitan”, que “tras décadas de fracasos en la lucha contra el terrorismo, el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, firmado por PP y PSOE, abrió paso a una nueva estrategia de derrota de ETA que funcionó”. Pero, ha reiterado, esa estrategia se pactó y desarrolló con el “PP Y PSOE siempre juntos y con la oposición constante de las fuerzas nacionalistas”.

“La manifestación que el PP apoya es la del Foro de Ermua

Sobre la ausencia del PP en la manifestación de Madrid convocada por la Asociación de Ecuatorianos y los sindicatos tras el último atentado de ETA, Elorriaga ha alegado que “esa manifestación, como resultó evidente, se convocó para respaldar al Gobierno y sus políticas, antes que para condenar el atentado” y ha añadido que la manifestación de condena que el PP apoya “se celebrará en Madrid el próximo 3 de febrero y la convoca el Foro de Ermua”. El secretario de Comunicación del PP ha negado además que su partido “esté usando el terrorismo contra el Gobierno”.

En cuanto a la situación del etarra De Juana Chaos, Elorriaga ha afirmado que socialistas como “Manuel Chaves o Patxi López” se anticiparon pidiendo la puesta en libertad, mientras que el PP anuncio su “respeto por la decisión que se adoptase, cualquiera que fuese”. Sobre la posibilidad de instaurar la pena de muerte para casos como éste, Elorriaga se ha mostrado contrario. “Estoy en contra de la pena de muerte y de la cadena perpetua”, ha contestado al lector Lincoln y ha añadido que “cree que el mandato constitucional en esta materia está plenamente vigente”.

Y cuestionado por las razones por las que creía que podría ser más democrático defender la unidad de España que la independencia del País Vasco, el secretario de Comunicación del PP ha afirmado “que se pueden defender democráticamente ideales independentistas, siempre que se respete el marco jurídico constitucional actual”. El “problema del nacionalismo como ideología”, ha explicado, es “que antepone una idea preconcebida de nación a cualquier otra idea de libertad individual o principio político”.

“Si se pone todo patas arriba el choque político está garantizado”

En cuanto al papel que su grupo está ejerciendo en la oposición, Elorriaga ha explicado que “el PSOE ha centrado esta legislatura en la destrucción de consensos básicos: revisión histórica de la Transición, el modelo constitucional, el Estado de las Autonomías y la política antiterrorista” y que “si se pone todo patas arriba el choque político está garantizado en cualquier país democrático”. Preguntado también por el lector Benito sobre esa forma de ejercer la oposición, Elorriaga ha afirmado que cree “que España necesita un cambio de Gobierno que traiga sosiego y confianza, cuanto antes mejor”. El secretario de Comunicación del PP ha reiterado en sus respuestas que “la oposición es dura”, pero que el PP cree en lo que hace porque está “sinceramente preocupado por la situación española” y “se considera capaz de reconducirla”. Ante la posibilidad de que su enfrentamiento con el Gobierno en materia antiterrorista les pase factura en las urnas, Elorriaga ha mostrado su confianza en que los españoles “den un respaldo mayoritario (a su grupo) en las próximas elecciones”.

Por último, cuestionado por las negociaciones del PP con ETA en 1998, Elorriaga ha dedicado bastantes líneas a explicar que “en 1998 ETA alcanzó un acuerdo de tregua con el PNV, no con el PP ni con el Gobierno” y que, una vez anunciada ésta, “Aznar autorizó un encuentro para conocer la verdadera intención de ETA ya que no había existido contacto previo ninguno con la organización”. Cuando se realizó, ha continuado explicando, “se comprobó que los terroristas seguían en lo de siempre y ahí acabó todo”.