La policía francesa busca a otros dos presuntos etarras tras las detenciones de hoy

Los dos arrestados esta mañana formarían parte de un 'comando' integrado por otras dos personas

La policía francesa ha detenido esta mañana en la localidad vascofrancesa de Ascain a dos presuntos miembros de la organización terrorista ETA, poco después de que cruzaran la frontera hacia Francia mochila en ristre y con al menos una pistola. El Ministerio del Interior relaciona a ambos con el zulo descubierto el pasado 23 de diciembre en Amorebieta (Vizcaya) y con el artefacto y el material explosivo hallado la semana pasada en el valle de Atxondo. Los dos presuntos etarras formarían parte de un comando integrado además por otras dos personas, Saioa Sánchez y Aritz Arginzoniz, según ha confirmado a Efe el departamento vasco de Interior. Fuentes próximas a la investigación han informado a esa agencia que la policía francesa busca a estos dos supuestos cómplices de los arrestados hoy.

Más información

El departamento de Interior del Gobierno vasco, por su parte, se ha limitado a confirmar las identidades de estas otras dos personas que integrarían el mismo comando que los detenidos hoy y han rehusado precisar si están siendo buscadas por la policía.

Uno de los dos arrestados ha sido identificado como Asier Larrinaga. Su coche fue hallado abandonado el pasado 23 de diciembre, tras haber servido presuntamente para transportar explosivos. La Ertzaintza registró su casa en Atxondo la semana pasada. El otro detenido es Garikoitz Etxeberría Goikoetxea, condenado por la Audiencia Nacional dentro del proceso contra la organización juvenil Jarrai.

La policía autónoma vasca descubrió el 23 de diciembre un escondrijo con 50 kilos de explosivos en la localidad vizcaína de Amorebieta. Días después, se encontraba otro zulo a tan solo 15 kilómetros, al pie del monte Anboto, en la localidad de Atxondo (Vizcaya). Allí había escondida una bomba de 100 kilos de amonal dispuesta para ser utilizada, y otros 80 kilos de explosivos enterrados bajo tierra en distintos agujeros. Además, había mochilas (una de ellas, con otros 60 kilos de explosivos), temporizadores, detonadores y manuales de instrucciones para fabricar bombas.

El coche aparcado varios días en un estacionamiento rural que sirvió de pista a la policía vasca para inspeccionar la zona era el de Asier Larrinaga, un joven de 25 años sin antecedentes policiales que trabajaba con sus padres en el taller de joyería familiar, en la calle Lotería del Casco Viejo de Bilbao. La familia había denunciado la desaparición del joven el mismo día 23.

Registros de la Ertzaintza

La Ertzaintza ha efectuado esta tarde cuatro registros relacionados con los presuntos miembros de este comando en las localidades vizcaínas de Berango y Elorrio (dos) y en la guipuzcoana de Lizarza, han informado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista. En Elorrio, los efectivos de la Ertzaintza registraron el domicilio de Aritz Arginzoniz y también la vivienda de sus padres. En Berango, la Ertzaintza registró el piso de Saioa Sánchez y en Lizarza el que supuestamente pertenecía a Garikoitz Etxebarria.

Fuentes de la investigación barajan la hipótesis de que el zulo de Amorebieta no era un lugar para esconder el explosivo sino el punto de entrega del material al comando encargado de atentar. El 23 de diciembre, tras comprar un teléfono móvil en Santutxu activado más tarde, el comando terrorista habría ido a recoger el material, pero algo les hizo sospechar y huir precipitadamente del lugar. En su fuga, según la reconstrucción de los investigadores, los terroristas dejaron explosivos y una bomba ya preparada, que abandonaron junto al coche en Atxondo.

El teléfono móvil fue utilizado por primera vez desde su adquisición el día 30 de diciembre para realizar la llamada en la que ETA avisó a la DYA de San Sebastián de la colocación del coche bomba de Barajas. Una hora después de esa llamada, el estallido de la bomba causó dos muertos, los ciudadanos ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, y enormes destrozos en el edificio de aparcamientos de la nueva terminal T-4 del aeropuerto de Barajas.

Solicitud de extradición

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Juan del Olmo, que tramite la entrega temporal de los dos presuntos miembros de ETA detenidos hoy en el Pirineo francés, Asier Larrinaga Rodríguez y Garikoitz Etxeberria Goikoetxea, una vez quede normalizada su situación legal en Francia, y envíe, de forma paralela, una comisión rogatoria destinada a analizar el material incautado en las detenciones, informaron fuentes fiscales.

El envío de la citada comisión estaría destinado a avanzar en la causa abierta en relación al zulo localizado en la localidad de Amorebieta (Vizcaya) mediante el estudio de la documentación encontrada a los dos presuntos etarras, en previsión de una posible demora en la entrega, realizada a través de Orden Europea de Detención (OED). Los dos detenidos podrían ser acusados en el país galo de asociación de malhechores y tenencia de armas, dadas las circunstancias en que fueron sorprendidos por las fuerzas de seguridad francesas.

Asier Larrinaga es uno de los arrestados en el sur de FranciaATLASundefined
Esta mañana han sido detenidos dos etarras en Francia. Se trata de Asier Larrínaga y Garikoitz Etxeberría. La policía les vincula con el comando que planeaba atentar con los explosivos encontrados por la Ertzaintza hace unos días en un monte de Vizcaya.ATLASundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción