Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bomberos continúan la búsqueda de los dos ecuatorianos desaparecidos tras el atentado en Barajas

La ministra de Fomento anuncia que habrá que derribar entero el módulo D del aparcamiento de la Terminal 4 por los graves daños sufridos

Las labores de rastreo de los dos perros especializados en la búsqueda de personas, que se han prolongado unas dos horas y media, han finalizado esta tarde sin encontrar ninguna pista de los dos desaparecidos tras la explosión de una furgoneta-bomba en el aparcamiento de la T-4.

Así lo han asegurado fuentes del dispositivo de búsqueda, que han explicado que a las 15.00 horas se paralizaron las máquinas utilizadas en el desescombro para que los dos perros, acompañados de una veintena de bomberos y miembros de la Policía Científica, pudieran rastrear la zona. A pesar de no haber dado resultado el rastreo, los bomberos van a seguir toda la noche trabajando para tratar de localizar a los dos ecuatorianos desaparecidos.

Las citadas fuentes han calculado que la explosión de la furgoneta-bomba ha dejado alrededor de 30.000 metros cúbicos de desescombro, de ahí que insistieran en la dificultad que tienen para tratar de acceder a la zona donde pudieran encontrarse los dos desaparecidos. Por otra parte, han asegurado que actualmente están trabajando desde el exterior del módulo D de la T4 hacia dentro, en línea recta, en concreto hasta donde se cree que pudiera estar el coche del primero de los desaparecidos.

El inspector de guardia de los Bomberos de Madrid, Luis Villarroel, ha manifestado respecto a los dos desaparecidos en el atentado que "nunca se pierde la esperanza, pero en una explosión de esta magnitud, las posibilidades de supervivencia son nulas". "Hay que trabajar cuidadosamente para no alterar pruebas y encontrar a las posibles víctimas", ha agregado. Los bomberos siguen trabajando en la zona afectada por la explosión, el trabajo es lento porque tienen que examinar uno a uno los coches por si hubiera restos de explosivos.

Al parecer, la furgoneta estaba en la segunda planta y uno de los ecuatorianos desaparecidos también estaba en la segunda planta, mientras que el segundo estaba en la planta cero, según ha explicado este inspector. "El trabajo en la planta cero será más largo, por los forjados de hierro y hormigón que contiene", ha especificado Villarroel.

La ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, ha cifrado en 2.000 personas las desalojadas ayer de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid Barajas entre el primer aviso de bomba y la explosión de una furgoneta a las 9.01 horas en el aparcamiento de la terminal. En declaraciones a los medios de comunicación en la propia terminal, Alvarez ha indicado que en el aparcamiento no había megafonía por la que avisar de la amenaza, pero ha precisado que se activó una sirena.

La ministro ha dicho que habrá que "derribar entero" el módulo D del parking, en el que estalló la bomba, y que tardarán en volver a ser operativos los más próximos a éste, es decir, los módulos C y E. Según la ministra, están operativos los módulos A y B y se prevé que a lo largo del día de hoy se pueda acceder al F. Alvarez ha explicado que tanto la Terminal 4 como los módulos del parking han ido poniéndose en funcionamiento en la medida en que la Policía determinaba que eran seguros, ya que la prioridad "siempre" ha sido "la seguridad".

Incertidumbre entre los familiares de los desaparecidos

El director general de Emergencias de Madrid, Juan del Alamo, ha manifestado que los familiares de los dos ecuatorianos desaparecidos en el atentado de la T-4 de Barajas, se encuentran en un hotel próximo al aeropuerto y están siendo atendidos por tres psicólogos. La atención que están recibiendo los familiares no es de atención al duelo, ya que de momento permanecen desaparecidos, ha explicado este portavoz en declaraciones a los periodistas en Barajas, y ha agregado que las posibilidades de que aparezcan con vida "son remotas".

El subdirector del Samur de Madrid, Ervicio Corral, dijo que los familiares de los desaparecidos "están en la fase de comenzar a tener la aceptación de la posible realidad, y empezando a concienciarse de ello". El trabajo de los psicólogos se está dirigiendo a reducir al mínimo el estrés postraumático, agregó Corral.

Por otra parte, los dos heridos de carácter leve que permanecían ingresados en observación en el Hospital Ramón y Cajal han recibido ya el alta hospitalaria. El primero de ellos, un varón de 29 años con traumatismo cervical y acústico, abandonó el centro sanitario tras ser dado de alta a última hora del sábado, mientras que el segundo, un varón de 48 años con traumatismo abdominal, lo ha hecho hoy, según informó la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Al aeropuerto, mejor en transporte público

AENA ha habilitado un puesto de información en el que los propietarios de vehículos estacionados en el aparcamiento de la Terminal 4 facilitan su identidad y los datos de sus coches para que puedan ser avisados para recogerlos. Este puesto, al que ya han acudido decenas de pasajeros, está ubicado en la única pasarela de acceso a los aparcamientos desde la Terminal 4 que está operativa y es atendido por personal del servicio de información del aeropuerto.

AENA ha recomendado a los pasajeros que, en la medida de lo posible, utilicen el transporte público para llegar a la Terminal 4, ya que sólo están operativos dos de los seis módulos con los que cuenta el estacionamiento. Las mismas fuentes han informado de que el aeropuerto de Barajas tiene hoy programados 787 vuelos, de los que 465 se efectuarán en la Terminal 4 y 322 en las antiguas instalaciones y aseguraron que las operaciones se desarrollan con normalidad.

La situación en la Terminal es de normalidad y desde primera hora de la mañana han comenzado a llegar viajeros para tomar vuelos, algunos de los cuales tenían previsto volar ayer y han sido reubicados por las compañías en distintas rutas programadas para hoy.