Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero niega a Senegal el cupo de emigrantes que prometió Moratinos

El presidente español y el senegalés firman acuerdos para cooperar en la lucha contra la inmigración ilegal

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, han firmado un acuerdo por el cual se comprometen a reforzar la colaboración para luchar contra la inmigración ilegal. No obstante, el acuerdo no incluye la fijación de un cupo concreto de ciudadanos de Senegal que puedan desplazarse a España para trabajar legalmente, una promesa del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Zapatero y Wade se han reunido hoy en Dakar y han presidido la firma de cinco acuerdos y convenios bilaterales que incrementan la cooperación política y económica y sientan las bases para colaborar de forma más eficaz en la erradicación de la inmigración clandestina. Durante la rueda de prensa posterior, Zapatero, que ha agradecido a Senegal sus esfuerzos, ha destacado que ambos países comprenden que deben reforzar los cauces legales de la emigración. “Sólo bajo la legalidad es posible que un inmigrante encuentre su sueño de prosperidad", ha dicho el presidente español.

Sin embargo, no se ha concretado un cupo de inmigrantes que pueda viajar a España para trabajar legalmente, una promesa realizada por Moratinos cuando viajó a Senegal el pasado mes de octubre y que las autoridades de Dakar venían reclamando, cifrando el cupo en unas 4.000 personas. Zapatero ha explicado que no hay ninguna previsión cerrada porque estará en función de la demanda de trabajo.

De los cinco acuerdos suscritos hoy, cuatro tienen relación con la lucha contra la inmigración. En el Memorándum de Entendimiento, los dos países se comprometen a firmar "a la mayor brevedad posible" un Acuerdo Marco de Cooperación Migratoria que contenga medidas de fomento de la inmigración legal y de refuerzo de las capacidades nacionales en la gestión de los flujos migratorios. En este acuerdo se incluye el compromiso de España a impulsar las acciones tendentes a la contratación de trabajadores senegaleses por parte de empresas españolas, aunque no fija un cupo.

De igual forma, prestará su apoyo para la creación de un centro de gestión de flujos migratorios en el origen que ayude al registro, preselección y formación de los trabajadores, y a la gestión y coordinación de los contratos de trabajo y la obtención de los permisos pertinentes. Para ello, se acuerda la creación de un grupo de trabajo mixto que celebrará su primera reunión el próximo mes para poner en marcha esa iniciativa lo antes posible.

España y Senegal han acordado también una declaración conjunta en la que el país africano permite extender durante seis meses, a contar desde el 1 de enero de 2007, las operaciones de la agencia europea Frontex en las costas senegalesas para hacer frente a la inmigración ilegal.

Además, los dos países firmaron un acuerdo sobre cooperación en el ámbito de la prevención de la emigración de menores de edad senegaleses no acompañados, su protección, repatriación y reinserción.

Bandera franquista para el presidente español

No parece que el departamento de protocolo del Gobierno de Senegal disponga de información muy actualizada, al menos en cuanto a símbolos nacionales. Una bandera española con el escudo franquista del águila ondeaba en el Palacio presidencial de Dakar cuando llegó el presidente Zapatero. Tras advertirse el error, la bandera fue arriada.Como disculpa cabe alegar que hasta ahora las autoridades de Senegal no habían tenido ocasión de exhibir esta bandera, al menos no para dar la bienvenida a un presidente. La visita de Zapatero ha sido la primera de estas características por parte de un jefe del Gobierno español. Felipe González también estuvo en Dakar en 1985 pero con motivo de una escala técnica de varias horas.

Más información