Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos llegan tarde, menos yo en Portugal

Los portugueses se consideran a sí mismos puntuales, pero acusan a sus compatriotas de llegar siempre tarde

Un 86,6% de los portugueses se considera a sí mismo como “habitualmente” o “casi siempre” puntual en su vida profesional y personal, según una encuesta on-line realizada por la escuela de Negocios AESE de Lisboa y la consultora Ad Capita.

Lo más sorprendente es que, cuando se les pregunta por la puntualidad de los demás portugueses, apenas el 5,3% de ese 86,6% dice que sus compatriotas “suelen ser” puntuales, mientras solo un 0,1% dice que son puntuales “siempre”. El lema sería: “Todos llegan tarde, menos yo”.

Los autores del estudio, que recogieron cerca de 3.500 opiniones, señalan que la paradoja, “que resume la diferencia entre cómo nos juzgamos a nosotros mismos y a los demás”, puede ser explicada “por la tendencia portuguesa a transferir las culpas a los otros”.

El estudio, citado por Reuters, ha hecho otros hallazgos que los autores consideran “alarmantes”: un tercio de las empresas no se preocupa de la puntualidad, dos tercios de las reuniones de negocios no empiezan a la hora marcada y más de la mitad de los encuestados admite que sus negocios se han visto perjudicados alguna vez por fallos en el cumplimiento de los tiempos de entrega pactados.