Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía francesa sigue la pista de ETA como autora del robo de más de 350 armas

Dos hombres y una mujer asaltaron a punta de pistola una empresa cerca de Nimes

Vista de la nave de Sidam, en Vauvert (Francia) en la que tres presuntos miembros de ETA robaron varias decenas de armas.
Vista de la nave de Sidam, en Vauvert (Francia) en la que tres presuntos miembros de ETA robaron varias decenas de armas. EFE

Un comando etarra formado por al menos tres hombres y una mujer se apoderó ayer de más de 350 pistolas en un almacén de la empresa Sidam situado en la localidad francesa de Vauvert, a unos 20 kilómetros de Nimes. Así lo piensa la policía francesa, que sigue la pista de la banda terrorista.

Dos hombres y una mujer que, según fuentes de la policía francesa serían miembros de ETA, asaltaron anoche una empresa de Vauvert, en el departamento de Gard, cerca de Nimes, y se apoderaron de más de 200 pistolas, según han informado fuentes relacionadas con la investigación. Las armas robadas son de diferente marca y de calibres variados.

La acción de los pistoleros se prolongó durante ocho horas, tiempo en el que secuestraron a una mujer y a su hijo para forzar a la propietaria del establecimiento a quitar la vigilancia y a desactivar las alarmas del local. Las sospechas sobre ETA se basan en que los asaltantes, que retuvieron a los empleados de la empresa, los maniataron con unas esposas que fueron robadas por miembros de ETA a dos gendarmes el pasado 5 de marzo en la localidad de Figeat, departamento de Lot. Además, vestían uniformes de la gendarmería que fueron robados en dicha acción.

El asalto guarda similitud con algunos atracos perpetrados por ETA a principios de los años ochenta. Los rehenes fueron atados y amordazados mientras los secuestradores, que hablaban entre sí en castellano, se daban a la fuga, según fuentes de la investigación a la agencia Vasco Press.

El robo tuvo lugar apenas veinticuatro horas antes de que se celebre el debate sobre el proceso del País Vasco en el Parlamento Europeo y, de confirmarse que procede de ETA, constituye la acción de la banda más destacada desde que se iniciara la tregua el pasado 22 de marzo.

Según fuentes de la investigación, un comando de la banda, compuesto al menos por cinco personas, secuestró anoche en su domicilio a la pareja propietaria de la empresa de importación de armas, los condujeron a la misma para que abrieran con sus llaves y después les dejaron maniatados. Este modus operandi es el que ha convencido al Ministerio del Interior español "por completo" de que es ETA la autora del robo, algo de lo que tampoco tiene duda la Policía francesa.

Desde España, el Ministerio del Interior ya ha solicitado información y se mantiene en contacto con las autoridades francesas para determinar las circunstancias exactas del robo, según han informado fuentes del departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba.

Posición "extremadamente desairada"

El robo de las armas deja al Gobierno en una situación "extremadamente desairada" frente al debate de mañana en el Parlamento europeo, según opinión del portavoz parlamentario del PP vasco, Leopoldo Barreda. "Mañana verán los eurodiputados qué votan o no, pero es un dato que desmiente cualquier análisis de la realidad en clave de proceso de paz, de banda que se disuelve o que abandona las armas", asegura.

Según Barreda, el robo de las armas acredita que el debate de mañana en Estrasburgo "se produce en falso" pues no hay, para él, "una banda terrorista que se vaya a disolver, no hay una voluntad constatada de abandono de las armas y no hay una voluntad de someterse a las reglas de la democracia". Lo que hace el Gobierno, según el representante popular, es En este sentido, manifestó que el presidente del Gobierno, José "ignorar la realidad para posicionarse en ese debate y plantear y aceptar ese debate".