Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno unifica el mando de la Policía y la Guardia Civil

Joan Mesquida, hasta ahora jefe del Instituto Armado, asumirá la dirección de ambos cuerpos, mientras que el responsable policial, Victor García Hidalgo, dejará su cargo

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la creación de un mando único para la Guardia Civil y la Policía Nacional, que quedará en manos del actual director general del Instituto Armado, Joan Mesquida. Su homólogo en la Policía, Victor García Hidalgo, abandona su cargo. El PSOE incluyó esta medida entre sus promesas electorales, aunque luego precisó que los dos cuerpos "seguirían estando separados operativamente". Ahora el Gobierno la aplica, y repite: "No se alteran los cuerpos, ni su organización ni sus competencias".

La decisión la ha tomado el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aunque ya fue anunciada por su antecesor en el cargo y ahora responsable de Defensa, José Antonio Alonso. Tal y como estaba esbozada, la promesa estrella de los socialistas para su asalto a La Moncloa preveía que este mando tuviera la misión de elaborar, ejecutar y supervisar los programas, procedimientos y servicios de actuación integrada de ambos cuerpos, con funciones en las áreas de seguridad ciudadana, información e investigación, gestión de recursos humanos, infraestructuras y equipamientos, formación y policía judicial.

Según fuentes policiales citadas por la agencia de noticias Europa Press, García Hidalgo pidió su relevo cuando Rubalcaba, hasta entonces portavoz parlamentario del PSOE, asumió el cargo de ministro de Interior, la pasada primavera, en sustitución de Alonso. Argumentó entonces que ya había cubierto una etapa de su vida y deseaba regresar al País Vasco, donde vive su familia. Según las mencionadas fuentes, Rubalcaba le pidió que aguantara en el puesto unos meses.

En su toma de posesión como responsable de Interior, en abril de hace dos años, Alonso aseguró que su deber era lograr "un mejor funcionamiento de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado", lo que en su opinión hacía necesario "mejoras organizativas para permitir, a través de una razonable coordinación unificadora de los mandos políticos, crear sinergias en la actuación" entre Policía y Guardia Civil.

Una decisión "muy positiva"

La declaración de intenciones del PSOE en 2004 provocó recelo en el seno de ambos cuerpos. Sin embargo, ya en 2003 el Sindicato Unificado de Policía (SUP; mayoritario, con 26.000 afiliados) y la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC; 21.000) apostaron públicamente por la unificación de ambos cuerpos. Entonces, el PSOE especificó que su plan no era éste sino simplemente poner a una sola persona al frente para evitar actuaciones descoordinadas.

Hoy, el portavoz de la asociación mayoritaria en la Guardia Civil, Manuel del Alamo, ha calificado de "muy positiva" la decisión del Gobierno, pues en su opinión avanza hacia "el horizonte de la unificación en un sólo cuerpo", y mejorará la eficacia de las fuerzas policiales. "Un solo cuerpo policial es a todas luces más efectivo que dos, y más cuando tienen competencias muy similares y la falta de coordinación real lastraba bastante el trabajo de ambos cuerpos", ha agregado.

En cuanto a Mesquida, Del Álamo ha asegurado que en el poco tiempo que ha estado al frente de la Guardia Civil ha demostrado "buen hacer, sentido común, y ser un hombre muy competente".

Más información