Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco policías y varios inmigrantes heridos en una revuelta en un centro de internamiento canario

La "tentativa" de motín fue aplacada por los ocho agentes que vigilan a unos 1.400 'sin papeles' en Fuerteventura

Cinco agentes de la Policía Nacional resultaron heridos con contusiones leves en brazos y espaldas al tratar de aplacar una "tentativa" de motín en un centro de internamiento de inmigrantes de Fuerteventura, según informa el diario canario La Provincia. "Volverá a repetirse porque los centros están cada vez más masificados y hay muy pocos policías. Algún día tiene que reventar", ha afirmado el secretario regional de la Confederación Española de Policías, Agustín Brito.

El centro de El Matorral alberga a 1.400 inmigrantes subsaharianos, custodiados por tan sólo ocho funcionarios. La revuelta comenzó a las siete de la tarde del martes, cuando los 700 ocupantes de uno de los módulos hacían fila para recibir su cena. En un momento dado, uno de ellos se abalanzó contra el conocido como chairman, la persona que por consenso actúa como intermediario entre los inmigrantes y la Policía.

El agente que custodiaba la sala intervino y se vio rodeado de personas en actitud amenazante, lo que obligó a intervenir a los otros siete policías. Recibieron varios golpes, "nada grave para el tumulto que se organizó", según han explicado fuentes policiales. Varios inmigrantes resultaron también heridos, aunque sólo con golpes, puesto que los agentes no usaron armas de fuego. El motivo de la disputa fue que uno de los inmigrantes quería repetir la cena.

Según Brito, este tipo de situaciones no son nuevas y volverán a producirse debido a la masificación en los centros de inmigrantes tras la oleada de cayucos de las últimas semanas. El responsable ha pedido que se aumente el número de agentes que custodian a los inmigrantes como "efecto disuasorio"; aunque fuentes policiales indican que estas personas son muy tranquilas y apenas causan problemas, si reconocen al diario canario que "ya se nota un ambiente enrarecido con tanta gente. Lo que ha sucedido no es habitual".